Caprabo ha obtenido un beneficio neto de 7,3 millones de euros en el ejercicio 2015 y ha registrado una mejora del 11% del resultado de explotación que pasa de los 24,1 millones de euros a los 26,8 millones de euros. Se trata del mejor resultado de explotación de los últimos siete años. Las cifras del último ejercicio consolidan la tendencia de mejora de los últimos dos años en su resultado de explotación.

Los resultados positivos de Caprabo "avalan la apuesta estratégica por la innovación a través de un supermercado de nueva generación, los nuevos formatos y la multicanalidad; por la producción de proximidad y por la expansión a través de franquicias en su principal mercado", señalan desde la empresa. La mejora de los resultados, además, se produce gracias a las iniciativas de eficiencia operativa que la compañía lleva impulsando en los últimos años. En ese ejercicio Caprabo ha logrado mantener su facturación bruta (Cataluña y Navarra), alcanzando los 1.124 millones de euros (-0,3% respecto a los 1.127 millones de euros de 2014).

En el mercado, tras dos años de fuerte contracción del consumo a superficie constante, el dato de 2015, aunque igualmente negativo, es de una dimensión muy distinta (-0,8% según Nielsen), lo que muestra una modesta recuperación. Caprabo ha cerrado el año (31 de enero) con 324 supermercados en sus dos mercados estratégicos de Cataluña y Navarra. 42 de estas tiendas son franquicias. A lo largo del año ha incorporado 12 establecimientos comerciales a su red de tiendas y ha cerrado 7 supermercados.

En ese ejercicio Caprabo ha logrado mantener su facturación bruta (Cataluña y Navarra), alcanzando los 1.124 millones de euros (-0,3% respecto a los 1.127 millones de euros de 2014)

En el primer semestre de 2015 se ha materializado la operación de desinversión en las 50 tiendas de Madrid y Castilla-La Mancha, el 16% de la facturación, que ha supuesto un impacto negativo en 2015 de 9,3 millones de euros en operaciones interrumpidas, lo que arroja un resultado total de 7,3 millones de euros positivos para la cuenta de resultados del pasado ejercicio. Sin tener en cuenta este impacto, el resultado neto de Caprabo habría sido de 16,6 millones de euros, mejorando en un 66% los 10 millones de euros de 2014.

Caprabo suma 42 supermercados franquiciados que han supuesto la creación de unos 250 puestos de trabajo y la incorporación de más de 12.000 m2 de superficie comercial a su red, con una inversión aproximada de unos 7 millones de euros, desde que a finales de 2010 la compañía pusiera en marcha su proyecto de expansión en forma de franquicias. De esta manera, Caprabo incide en el supermercado de proximidad sobre todo de Cataluña, su principal mercado estratégico. En el terreno de la expansión y la innovación, en 2015, Caprabo ha desarrollado su nuevo formato de tienda de conveniencia denominado Rapid de Caprabo. Un modelo de tienda urbana, de unos 150 m2 de superficie comercial, con un horario ampliado de 8 a 23 horas y abierto todos los días del año.