Caprabo, que ha finalizado el ejercicio con 20 tiendas franquiciadas que han supuesto la creación de 100 puestos de trabajo, desde que a finales de 2010 la compañía pusiera en marcha su proyecto de expansión en forma de franquicias, tiene previsto cerrar este año con 20 nuevas tiendas franquiciadas más. De este modo, la cadena consolida este modelo de negocio con el que espera alcanzar el centenar de establecimientos franquiciados en 2015. De esta manera, Caprabo incide en el supermercado de proximidad sobre todo de Cataluña, su principal mercado estratégico que concentra el 75% del negocio con 277 supermercados.

Para Jordi Lahiguera, director de Franquicias Caprabo, "estamos satisfechos con el balance del proyecto de franquicias en estos primeros dos ejercicios. Nuestro crecimiento ha sido positivo y contamos con una amplia cartera de solicitudes que estudiamos para alcanzar los objetivos de contar con un centenar de franquicias en 2015. La apertura de nuevos establecimientos Caprabo nos permite consolidar la marca en nuestro principal mercado estratégico y donde nuestra compañía es la referencia en supermercados”.

Los 20 establecimientos franquiciados de Caprabo están ubicados en Barcelona ciudad y provincia -Pineda de Mar, Mataró, Vilafranca del Penedès, Sant Boi de Llobregat, Sitges, Cubelles, Santa Margarida i els Monjos, Malgrat de Mar y Sant Martí de Tous-, en las provincias de Lleida, Tarragona y Girona, en Andorra y en Huesca. La compañía avanza así, en su estrategia de integrarse en ciudades o poblaciones de más de 1.500 habitantes mediante tiendas de entre 300 y 500 m2, en algunas de las cuales no tenía presencia hasta el momento, como es el caso de Cubellas, Santa Margarida i els Monjos, Sant Martí de Tous, Falset, Vilaseca, Miralcamp, Roselló, Vilobí d’Onyar y Andorra.