Los supermercados de Caprabo han puesto a prueba un nuevo sistema de recogida de alimentos con mayor capacidad, más resistente y más sostenible en el Gran Recapte d´Aliments organizada por el Banc dels Aliments en su edición número once. Caprabo, que colabora con el Gran Recapte desde su primera edición, ha participado con su red de supermercados en todas las provincias de Cataluña.

Banc dels Aliments puso en marcha la tradicional campaña anual para poder aprovisionar sus almacenes con productos básicos como aceite, conservas de pescado y verduras y leche. El objetivo es garantizar una dieta suficiente y lo más equilibrada posible a las 196.000 personas que atienden los bancos de alimentos en estos momentos en Cataluña.

En esta edición del Gran Recapte, los supermercados de Caprabo han puesto en funcionamiento, por primera vez, un nuevo sistema de recogida. Se trata de unas sacas de tela de color blanco con capacidad para 430 kilos que sustituyen las tradicionales cajas-bañera de cartón de un solo uso.

En las tiendas de Caprabo de menor tamaño también hubo una nueva saca de color azul con capacidad para 230 kilos. El objetivo del Banc dels Aliments es poder sustituir doce mil bañeras de cartón de un solo uso, por las nuevas reutilizables. En suma, Caprabo contó en sus supermercados unas 1.400 sacas.

Caprabo también ha participado en el Gran Recapte online. En la web de la compañía, se ha facilitado las donaciones en lotes de alimentos básicos por valor de entre 5€ y 25€. Además, como en otras ediciones, los trabajadores de Caprabo de la sede central de la compañía han tenido la opción de intercambiar las horas de oficina por horas de voluntariado.