Carrefour acaba de anunciar el proyecto de creación de una sociedad que agrupará los centros comerciales adyacentes a sus hipermercados en Europa. De este modo, ha firmado un protocolo de intenciones con Klépierre para la compra de 127 centros comerciales. Enmarcado en su actual estrategia de retorno a los fundamentos de su negocio, Carrefour tiene la intención de configurar a través de esta nueva sociedad un ecosistema que vertebre todos los elementos de los centros comerciales. Y se basará fundamentalmente en la renovación, modernización y ampliación coordinadas de estos emplazamientos.

El proyecto se materializará en la creación de una sociedad que agrupará 172 centros comerciales, que procederán, por un lado, de la adquisición a Klépierre de 127 centros en Francia, España e Italia por valor de 2.000 millones de euros, con unos alquileres brutos anuales de aproximadamente 135 millones de euros, y, por otro, de Carrefour, que aportará a la sociedad 45 centros comerciales en Francia valorados en 700 millones de euros, con unos alquileres brutos anuales de aproximadamente 45 millones de euros.

Con más de 800.000 m2 de superficies comerciales, un patrimonio de 2.700 millones de euros y un plan de renovaciones y ampliaciones creadoras de valor, esta sociedad será uno de los actores más importantes del sector de los centros comerciales en Europa. Su financiación está garantizada gracias a un capital de 1.800 millones de euros, aportado en un 42% por Carrefour y el resto por inversores institucionales, y un préstamo de aproximadamente 900 millones de euros.

Carrefour consolidará esta sociedad en sus cuentas por puesta en equivalencia. La operación, que está sujeta al acuerdo definitivo de las partes y a la aprobación de las autoridades competentes, se someterá a consulta a los órganos de representación de los trabajadores y debería completarse durante el primer semestre de 2014.