Con el objetivo de reducir el impacto medioambiental, Carrefour ha impulsado este proyecto que reduce el consumo global de combustible y la emisión de gases contaminantes. El megacamión puede llegar a reducir hasta en un 30% el número de vehículos en determinados trayectos, transportando el mismo volumen de mercancías, lo que ayudará a proteger el medio ambiente mediante la reducción de un 15% de emisiones de CO2 por tonelada transportada.

El piloto se ha realizado en la plataforma de distribución regional de Miralcampo (Azuqueca de Henares, Guadalajara), con la empresa colaboradora Almacenaje y Total Distribución Logística, y con la colaboración del Grupo Guillén por medio de su filial de fabricación de semirremolques Guillén Desarrollos Industriales.

Los vehículos están formados por un link tráiler con espacio de carga para 18 euro pallets, y un semirremolque con espacio de carga apto para el transporte de 34 euro pallets. Con esta combinación se consigue un incremento de un 53% en la capacidad de carga de pallets en un mismo trayecto en comparación con la capacidad aportada exclusivamente por un semirremolque. Los megacamiones miden 25,25 metros, y pueden llegar a transportar 60 toneladas de mercancía.

Carrefour tiene previsto incorporar sus primeros megacamiones antes de final de año, con el objetivo de defender el desarrollo sostenible que forma parte del adn de la entidad en todas sus actividades, en este caso, en transporte y logística, donde ya se están utilizando camiones impulsados por gas en las plataformas logísticas de distribución, como medida de reducción de emisiones contaminantes.