El Corte Inglés impulsará el reparto a domicilio de platos preparados a través de Deliveroo tras implementar un plan de seguridad para evitar cualquier riesgo en relación al Covid-19. La compañía arranca esta iniciativa en Madrid, Vigo, Coruña, Barcelona, Málaga y Marbella.

La implantación de este plan incluye una serie de medidas adicionales tanto en el proceso de elaboración de los platos, como en el envío al domicilio del cliente. En este sentido, se ha incorporado la utilización de envases precintados con un nuevo sistema de control y embolsado con etiqueta testigo para evitar la manipulación por terceros. Además, la entrega del pedido se realiza bajo la fórmula de entregas sin contacto, que implica que el repartidor nunca está en contacto ni con el producto ni con el cliente para garantizar la seguridad en toda la cadena.

El protocolo de actuación incluye la figura de un coordinador que supervisa y asegura todas las fases del proceso, incluida la utilización de mascarillas, guantes y otra clase de útiles que evitan cualquier tipo de manipulación manual de los alimentos. A ello se añaden un refuerzo de las medidas de limpieza e higienización.

A estas primeras ciudades (Madrid, Vigo, Coruña, Barcelona, Málaga y Marbella) en las que se ha activado este servicio, les seguirán otras en las próximas semanas. Los clientes podrán elegir entre más de 40 platos preparados por los cocineros de El Corte Inglés siguiendo recetas tradicionales elaboradas con huevos que proceden de gallinas de corral, croquetas preparadas con leche fresca, los fingers de pechuga de pollo de origen nacional alimentado con cereales, pescado de lonjas españolas, y carne de proveedores que cuentan con sellos de bienestar animal.

Los clientes podrán confeccionarse menús ya que el sistema, a través de la app de Deliveroo, permite enviar el pedido a otros domicilios. Los precios que oscilan entre los 3 y los 15 euros y los pedidos se podrán solicitar desde las 12:00 hasta las 19:30 de lunes a sábado, y hasta las 18:30 los domingos (siempre en función de los horarios de apertura local), con un tiempo de entrega reducido que oscilará entre 15 y 30 minutos. El cliente indica en la app dónde quiere que se le deje el pedido.