Errasti Elorza se ha adherido al nuevo concepto Covirán en su establecimiento de Zestoa, Guipúzcoa. Con sus 150 m2 de sala de ventas y dos cajas de salida, ofrece a los clientes de esta población y de otras cercanas, un amplio surtido en las secciones de carnicería y charcutería en libre servicio como asistido, además de frutería y panadería en libre servicio asistido. En el centro se han incorporado pantallas multimedia, canal de radio, etiquetas electrónicas, verificadores de precio y una tarjeta del Club Familia que premia las compras con descuentos y regalos. El personal de estos establecimientos cuenta, además, con una formación a medida. Además del socio y su hija, tres empleadas más de la misma población trabajan en el negocio. La cadena cuenta actualmente con más de 3.000 supermercados en España y Portugal.

Por otra parte, se ha abierto un nuevo establecimiento en Zaragoza bajo este nuevo concepto. Antes de comenzar su actividad, sus siete trabajadores, dos hombres y cinco mujeres, han recibido una formación específica. Este supermercado cuenta con 400 m2 de sala de ventas y 3 cajas de salida e incluye una perfecta distribución de secciones, un equipamiento comercial de última generación que, junto con una iluminación personalizada, permite una exposición de productos cómoda para sus clientes y eficaz para su gestión. La preocupación de esta compañía por el medio ambiente, también se traslada a los supermercados, dispuestos a llevar a cabo un consumo responsable de energía a través de luminarias eficientes, murales de frío que incorporan mejoras de rendimiento y una gestión de los residuos que repercute tanto en el medio ambiente, como en los costes de la tienda.