ARAL Digital.- El ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, anunció ayer que el Gobierno agilizará la apertura de pequeños establecimientos comerciales a través de una ley que implicará que los permisos puedan pedirse una vez ya puesto en marcha el negocio. "No supone ninguna rebaja de los requisitos, ni se merma ninguna función de ayuntamientos o comunidades autónomas. Se trata de que en vez de pedir los papeles y permisos a priori se pueda abrir el negocio y posteriormente se pongan a disposición de las administraciones públicas", aclaró De Guindos tras la Comisión de Economía del Congreso. Es el modelo que ya ha implantado el Ayuntamiento de Madrid, que se está promoviendo desde la propia Comunidad de Madrid para todos los municipios de la comunidad.

De Guinda confía en que "cuanto antes" pueda aprobarse una norma que quiere facilitar la coyuntura de uno de los sectores más afectados por la crisis y que ha protagonizado "datos alarmantes" como una caída de ventas de un 11 % entre 2007 y 2011. Además, el ministro recalcó que "los pequeños comerciantes no tienen acceso al crédito cuando más lo necesitan" y es por esto que se va a promover una línea ICO para el sector. Con este mismo objetivo, añadió, el Gobierno quiere impulsar la unidad de mercado, para que cualquier producto se pueda comercializar del mismo modo en toda España, algo con lo que en absoluto se quieren invadir competencias.