El sector Gran Consumo encadena seis meses con evoluciones positivas y acumula un crecimiento del 1,6% en valor en el primer semestre del año, según los últimos datos de evolución de mercados de la consultora Kantar Worldpanel. Este crecimiento se debe a un mayor volumen de compra por parte de los hogares ( 0,9%), aunque también han contribuido una contenida inflación ( 0,6% de promedio en alimentación, según el INE) y, en menor medida, la elección de productos, marcas y/o variedades de más valor añadido ( 0,1%).

En opinión de César Valencoso, Consumer Insights Director de Kantar Worldpanel, "finalmente tenemos datos positivos tras un 2014 muy complicado, sin embargo el sector debe afrontar los próximos meses con cautela: nuestras previsiones auguran para 2015 un año bastante estable, así que cabe esperar que en la segunda mitad del año sigamos con crecimientos muy leves".

Por otra parte y como ya preveían las predicciones de Kantar Worldpanel para 2015, la marca de la distribución ha comenzado a crecer nuevamente, si bien de manera muy moderada; apenas gana dos décimas de cuota de mercado y lo hace fundamentalmente empujada por dos cadenas de distribución concretas: Mercadona y Lidl. Así, en el primer semestre concentra un 34,3% de todo el gasto de los hogares en productos de gran consumo, ante el 34,1% en 2014. En alimentación, estas marcas se sitúan en el 37% de cuota de mercado (frente al 36,8% en 2014), en perfumería llegan al 12,1% (11,8% en 2014), y mantienen su peso en droguería con un 49,2% del mercado.

En cuanto a la elección de establecimiento de compra, la gran distribución sigue comiendo terreno al canal especialista, especialmente en la sección de frescos. Las tiendas de surtido corto (Mercadona, Dia, Lidl y Aldi) aumentan en 7 décimas su cuota de mercado, del 33,7% en 2014 al 34,4% en 2015. Los supermercados crecen ligeramente hasta el 20,4% del mercado (20,2% en 2014), y los hipermercados repiten el 13,9%. En el detalle de las cadenas, prácticamente todas mantienen su cuota de mercado respecto a 2014, siendo las más dinámicas Mercadona, Lidl y Eroski Supermercados.

Según el informe, el crecimiento es también general en todos los mercados. Así, los productos frescos, que arrastraban las mayores caídas en 2014, crecen un 1,1% en el primer semestre del año, gracias al impulso de la carne fresca. La alimentación envasada registra un crecimiento del 1,8%, con evoluciones positivas en prácticamente todas las categorías, al igual que la droguería, con un 4,7%. La perfumería crece un 1,9%, si bien presenta una evolución más desigual por categorías.