Eroski ha realizado cambios en su red en los dos últimos días. Ha abierto un supermercado en la localidad guipuzcoana de Aretxabaleta. Responde al modelo ‘contigo’, el mismo que ha trasladado al supermercado al supermercado situado en el número 58 de la calle Cuenca de Pamplona.

El nuevo supermercado dispone de una sala de ventas de 1.378 metros cuadrados, con una inversión de 1,8 millones de euros y una plantilla de 35 personas que ha recibido una formación de más de 3.000 horas. Además abrirán un Eroski Travel Club al lado del establecimiento.

El establecimiento gipuzcoano cuenta con la sección de alimentación ecológica y dietética, para personas celiacas, que necesiten productos bajos en azúcar o sal, grasas, etc. Además ha aumentado su venta de productos locales con un 9% en las hortalizas, un 10% y un 7.8% en carne y pescado.

Por su parte, en el supermercado de Pamplona, ha invertido 460.000 euros en la transformación y un total de 28 profesionales completan el equipo de trabajadores. El supermercado cuenta con una sala de ventas de más de 820 metros cuadrados con un surtido de 5.000 productos.

La cooperativa comercializa cerca de 3.300 productos navarros procedentes de 500 pequeños productores locales navarros a los que realiza unas compras anuales de que ascienden a más de 220 millones de euros. Ha aumentado la apuesta en un 46% en los últimos meses.