El Gran Consumo espera repetir en 2021 las cifras de negocio de un 2020 excepcional, que hasta el mes de octubre acumulaba un crecimiento inaudito del 6,8% según datos de Nielsen. Sin embargo, se prepara para una etapa posterior de decrecimiento, una vez la crisis sanitaria esté bajo control y se empiece a normalizar el mercado. Así lo refleja el informe de Aecoc ‘La visión de las empresas de gran consumo’, que recoge las impresiones de 23 distribuidores -con una cuota de mercado superior al 70%- y 80 empresas fabricantes sobre cuáles son sus perspectivas para el próximo año.

Según los datos de la encuesta, el 52,2% de los distribuidores cree que en 2021 habrá un estancamiento en las cifras del Gran Consumo respecto a 2020, mientras que un 26,1% cree que el sector debe prepararse para un posible decrecimiento. Una visión que se repite cuando los retailers detallan sus expectativas empresariales de cara al próximo año. Un 30,4% cree que repetirá la cifra de negocio de este curso, mientras que un 26,1% espera crecer entre un 4 y 5% y un 17,4% prevé un incremento de su facturación de entre el 1% y el 3%.

Rosario Pedrosa: “El control de la situación sanitaria hará que situaciones anómalas, como el trasvase de la cuota de mercado que esta crisis ha llevado de los bares y restaurantes al hogar, se vayan normalizando, por lo que las cifras de negocio del gran consumo también tenderán a estabilizarse”

“El control de la situación sanitaria hará que situaciones anómalas, como el trasvase de la cuota de mercado que esta crisis ha llevado de los bares y restaurantes al hogar, se vayan normalizando, por lo que las cifras de negocio del gran consumo también tenderán a estabilizarse”, explica la gerente del área de estrategia comercial y marketing de Aecoc, Rosario Pedrosa.

Entre los fabricantes, la visión es algo más optimista ya que existe una mayor diversidad de categorías de producto, por lo que la situación vivida durante la pandemia ha sido muy diferente. El 40% cree que el sector repetirá los volúmenes de venta de 2020, mientras un 38,8% es más optimista y espera crecer el próximo año, especialmente los fabricantes de los sectores muy impactados por la pandemia, como la perfumería. En este sentido, siete de cada diez fabricantes confía en crecer en 2021. Un 23,8% espera hacerlo entre un 4% y un 5%, por un 21,3% que prevé una subida de entre el 6% y el 10%, un 21,2% que cuenta con subir su facturación entre un 1% y un 3%, y un 10% que confía en crecer por encima del 10%. Tan solo el 15% cree que sus ventas se estancarán, y un 8,8% espera un año de decrecimiento.

Este mayor optimismo sobre el futuro de la industria viene dado por la participación en la encuesta de fabricantes de productos especialmente castigados en 2020, como la perfumería y la cosmética.

Otra de las cuestiones que marcarán el 2021 será el comportamiento del canal online para el sector, después de un 2020 con un crecimiento sin precedentes. En este sentido, las empresas encuestadas por Aecoc creen que el e-commerce seguirá en línea ascendente. Así, nueve de cada diez retailers coinciden en que la venta online para gran consumo crecerá en 2021, y el 78% prevé que la cuota del e-commerce para el sector se situará entre un 3% y un 5% en el próximo año.

El 78% de las empresas encuestadas asegura que en 2021 invertirá más que nunca en omnicanalidad y digitalización

Con esta previsión de crecimiento, el canal online será uno de los ejes prioritarios en las inversiones del sector. Así lo afirma el 78% de las empresas encuestadas, que asegura que en 2021 invertirá más que nunca en omnicanalidad y digitalización. Sin embargo, los operadores del sector coinciden en que tanto sus previsiones de facturación como el posible crecimiento del e-commerce, y otros ejes estratégicos para las empresas, dependerán de la evolución de la crisis sanitaria y de sus repercusiones socio-económicas. En este sentido, el 49% de las empresas encuestadas trabaja con la hipótesis de que la pandemia no estará controlada hasta finalizar el primer semestre y que el mercado retomará cierta normalidad a partir de junio. En cambio, el 39% alarga este horizonte hasta 2022.

Preguntados sobre cuáles van a ser los ejes estratégicos de cara a 2021, además del refuerzo del canal online, los distribuidores citan la sostenibilidad y el conocimiento del consumidor. Así, el 75% de los encuestados asegura que reforzará sus inversiones en materia de sostenibilidad, mientras que la mitad destinará más recursos a la comunicación y al conocimiento del shopper para identificar tendencias.
 
Por otra parte, el 74% de los encuestados cree que en 2021 se incrementará la actividad promocional en los lineales, mientras que un 62% afirma que llevará a cabo iniciativas de racionalización de los surtidos, en línea con la evolución que ha mostrado el consumidor a lo largo de toda la crisis sanitaria. Sin embargo, el lanzamiento de novedades siegue siendo un eje estratégico para el sector: el 65% de las empresas afirma que reforzará las diferentes categorías de productos con mayor innovación.