El gran consumo recobra sus niveles de crecimiento previos a la pandemia, de tal modo que en la semana del 15 al 21 de junio, justo la anterior al fin del Estado de Alarma, el mercado se incrementó un 4,1% en comparación con la misma semana del año anterior, según datos de Nielsen. Esta cifra no se veía desde el pasado mes de febrero, cuando crecía en torno a ese promedio.

De este modo, el mercado culmina una ralentización paulatina en el ritmo de crecimiento que empezó en el mes de mayo, cuando aún se crecía a doble dígito, para en junio crecer ya por debajo de la barrera del 10%, marcando así un punto de inflexión en el comportamiento de la cesta de la compra que ha ido paralelo a las fases de desescalada.

La cesta, en la nueva normalidad, depara un nuevo espacio dedicado a las referencias sanitarias. La sección de parafarmacia creció en la mencionada semana un 192% 

Una cesta, la de la nueva normalidad, que nos depara un nuevo espacio dedicado a las referencias sanitarias. Así, la sección de parafarmacia creció en la mencionada semana un 192%, como consecuencia sobre todo de la evolución de las mascarillas desechables.

Por otro lado, el canal online no afloja y no solo se mantiene en el doble dígito, sino que sus cifras parecen consolidarse en la horquilla del 70-90% de incrementos semanales respecto a esas mismas semanas en 2019.

En concreto, entre el 15 y el 21 de junio, el gran consumo online creció un 86% y, en lo que llevamos de año, se sitúa en el 72%. De esta manera, muchos de los compradores ganados durante la crisis sanitaria han llegado para quedarse, superándose el hito de un millón de hogares haciendo clic para llenar su despensa y nevera.