Grupo Miquel se quiere posicionar como la plataforma en el Sur de Europa para la exportación de productos de alimentación a Asia, principalmente a China, según han confirmado Francesc Pallarès, director comercial de Grupo Miquel, y Ricard Barba, Export Manager de la compañía, durante una rueda de prensa realizada en el marco de Alimentaria.  Los responsables de la compañía han explicado que el pasado 15 de abril han organizado un encuentro con sus proveedores para informarles sobre el proyecto de exportación de productos españoles al mercado asiático, principalmente China. En este acto, al que asistieron más de 200 proveedores, se presentó la operativa, los requerimientos y la información imprescindibles "para desarrollar con éxito esta gran oportunidad", han indicado desde Miquel.

"Tenemos como objetivo convertirnos en los próximos años en una plataforma permanente y de referencia para la exportación", ha afirmado Pallarès. "Este proyecto viene avalado por la experiencia de más de 7 años del grupo en exportación y, principalmente, por el apoyo y conocimiento que le aporta pertenecer a la multinacional Bright Food, referente chino de la industria alimentaria con sede en Shanghái", ha expresado el director comercial de Grupo Miquel, que actualmente está presente en 40 países de los 5 continentes. Sus principales mercados son: zona Euro, Magreb, África Occidental y América Latina. Las ventas de la división Export de la compañía ascienden a 25 millones de euros, de los cuales uno procede de China. Las perspectivas de esta división son lograr un crecimiento del 15% este año.

En Shanghái en 2017

Grupo Miquel tiene previsto abrir un cash & carry en Shanghái en 2017 para implantar su modelo en China con un establecimiento de 3.000 m2, e ir extendiendo la red si el piloto funciona bien, aunque, de momento, la empresa esta en la fase de definición de la estrategia, "para ver si interesa más abrir en zonas urbanas o rurales, con tiendas propias o franquiciadas…", según Ricard Barba, aunque, en cualquier caso, se venderán solamente productos europeos, mayoritariamente españoles.

Bright Food, especializada en la industria consumer food, tiene una facturación anual de 18.000 millones de euros, está formado por 18 empresas y cuatro compañías cotizadas en China y, además, dispone de de más de 100.000 puntos de venta en todo el mundo. El conocimiento de Grupo Miquel del mercado chino le permite establecer cuáles son actualmente las 25 categorías de productos que tienen más posibilidades de aceptación y comercialización en el mercado chino. Entre ellas destacan aceites, aguas, refrescos, cervezas, cereales para el desayuno, galletas, leche, pet foods y zumos de frutas.

El área de Export potencia principalmente las marcas de Grupo Miquel: Gourmet (1.200 referencias), Sabor Español (300 referencias) y Bodega Exclusiva (50 referencias de 20 DO's). Además, resulta imprescindible que los productos tengan un argumentaría de venta, que permita llamar la atención y genere la aceptación entre consumidor del país asiático.

En total Grupo Miquel cuenta para llevar a cabo su expansión internacional con más de 2.400 referencias propias y sus cerca de 20.000 referencias de marca de fabricante en las áreas del mundo donde ya trabaja: España, Europa, Latinoamérica, África, Oceanía y Asia.

Alto potencial

La opción que ofrece grupo Miquel a sus proveedores de entrar en el mercado chino es atractiva, ya que se trata de uno de los que presenta actualmente más desarrollo y potencial. La población en China ha crecido en 558 millones en los últimos 50 años llegando a 1.376 mil millones de habitantes en 2015, representando un quinto de la población mundial, y más de la suma de las poblaciones de Unión Europea, EEUU, Rusia y Japón.

Diversos estudios avalan el potencial económico de este país. Por ejemplo, según un estudio de McKinsey, prevé que en 2022 el nivel de consumidores de las clases media-alta y alta será el 81% de los hogares urbanos en China. Asimismo, Credit Suisse afirma que China superó a EEUU en 2015 por primera vez en el número de adultos de clase media.

En 2015, Miquel ha facturado 1.010 millones de euros, con un EBITDA de 26,1 millones. La compañía cuenta con más de 675 puntos de venta entre Cash&Carry y supermercados franquiciados y 2.000 clientes, entre detallistas independientes y distribuidores locales; además de la división de Export y la de restauración organizada Food Service. El grupo, que da trabajo a 2.500 personas, espera facturar en el presente año un 9% más para alcanzar los 1.092 millones de euros y lograr un 11% más en EBITDA totalizando 29,1 millones de euros.