Las marcas minoristas mantienen su popularidad en toda Europa, según los últimos datos de la consultora Nielsen, recopilados para el Anuario de la Marca de Distribuidor 2018 de la PLMA. Estos datos muestran que la cuota de mercado de las marcas de distribuidor aumentó el pasado año en 12 de los 19 países estudiados. Por primera vez, se encuentra en un 30% o más en 17 países.

En Alemania, la marca de distribuidor alcanza cifras récord por primera vez, con una cuota de mercado del 45%. Dicha cuota de mercado también aumentó en otros seis países, alcanzando los niveles más altos, concretamente en los Países Bajos, Bélgica, Suecia, Noruega, Hungría y Turquía.

Estas subidas llegan incluso a países donde la marca de distribuidor ya tenía una alta penetración. Por ejemplo, Reino Unido y Portugal, donde esta cuota ya superaba el 40%. De hecho, es en el Reino Unido donde los supermerados están invirtiendo en programas de marca de distribuidor, con el fin de hacer frente a la competencia de las marcas de descuento, y llegando a situar la cuota en más del 46%.

La cuota permanece por encima del 40% desde que Nielsen empieza recopilar datos para PLMA en 1997

 

La marca de distribuidor representa todavía la mitad de los productos vendidos en España y Suiza. En Francia, la cuota de mercado se mantuvo por encima del 30%, aunque ha disminuido como consecuencia de que algunos minoristas redujeron sus marcas con precios básicos y favorecieron más los productos de primera calidad.

El mayor aumento de la cuota de mercado se ha registrado en Turquía, donde la marca de distribuidor incrementa tres puntos porcentuales, hasta alcanzar casi el 226%. En contraste, las marcas de distribuidor en Grecia todavía representan uno de cada tres productos.

En Escandinavia, se han percibido aumentos en Suecia, Noruega y Finlandia, donde la cuota de mercado supera la 30% en los tres países. La cuota de las marcas de distribuidor también fue el 30% o superior en cuatro paíes de Europa Central y del Este de Europa – Polonia, Hungría, República Checa y Eslovaquia. Asimismo, en Austria, la cuota de mercado se mantiene por encima del 40%.

Por último, en Italia, la cuota de mercado ha permanecido o superado el 20% por sexto año consecutivo, aunque había descendido un punto en 2017. Parece que las posibilidades para las marcas de minoristas mejoran, puesto que Aldi penetra en el país con un sólido programa de marca de distribuidor.

Según Tom Pennickx, de Nielsen, los aumentos de marca de distribuidor durante 2017 fueron especialmente significativos, ya que llegaron en un momento en el que la confianza del consumidor en toda Europa estaba al nivel más alto desde hace siete años, lo cual demuestra la creciente popularidad de la marca de distribuidor en todas las condiciones económicas.