Lidl ratifica su impulso al vino gallego con la compra de casi dos millones de botellas en el último año, con un volumen de inversión que crece un 15% en relación al ejercicio anterior. Se trata de un total de 16 referencias correspondientes a las cinco Denominaciones de Origen (Rías Baixas, Monterrei, Ribeiro, Ribeira Sacra y Valdeorras), casi todas en surtido permanente.

Con este paso, la compañía apuesta tanto por las bodegas medianas como las pequeñas, como Adegas Valmiñor o la orensana Bodegas Santa Marta, a la que ha comprado casi la cuarta parte de su producción bajo la marca Abadía de Nostín.

Según Jaime Herrá, la compañía desea contribuir a “la continuidad del sector vitivinícola local”

Tal como señala el director regional de Lidl en Galicia, Jaime Herrá, “estamos intensificando nuestra inversión para incentivar la compra y consumo de vinos gallegos, de modo que nuestra marca contribuya también a la continuidad del sector vitivinícola local”. En ese sentido, Herrá explica que esta decisión ayuda “a dar salida a este producto en un contexto de crisis sanitaria como el actual y dándolo a conocer a potenciales clientes”.

Por su parte, el enólogo de Santa Marta, José Manuel Moreno, señala que "Lidl ha sido un salvavidas para la bodega en esta crisis gracias a su importantísimo apoyo". En ese sentido, detalla que la cadena inició sus contactos "cuando prácticamente todo estaba cerrado en la primera ola de la pandemia", momento desde el que se ha creado una "relación muy positiva" en la que "todas las partes salimos contentas ya que estamos trabajando muy bien gracias a lo rápido que hemos conectado".

Mercado nacional e internacional

Además de en las 33 tiendas de Lidl en Galicia, buena parte de estos productos se ofertan en los lineales nacionales y, desde esta primavera, también en los internacionales. Entre las referencias más populares que se venden en nuestro país se encuentran las pertenecientes a Rías Baixas, que representan el 57% de las compras totales, con un volumen de botellas un 7% superior al año pasado.

También destacan las de la D.O. Ribeiro, que absorben uno de cada tres euros que destina la cadena al vino gallego y cuya presencia nacional está en continuo ascenso al crecer casi un 5% solo en el último ejercicio.

Los caldos gallegos llegarán desde esta primavera a países donde antes no se exportaban

En este momento, hay cinco artículos de ambas (dos de Rías Baixas y tres de Ribeiro) que ya se pueden comprar en el resto de España, mientras que a nivel internacional Lidl pondrá a disposición de ocho países europeos unas 200.000 botellas de una docena de referencias de Ribeiro, Ribeira Sacra, Rías Baixas o Monterrei. De esta manera, se multiplicarán por diez los caldos de la comunidad en la exportación, al llegar también a mercados donde no se ofertaban, como el belga, el italiano, el holandés, o el alemán, entre otros.

Es, por ejemplo, el caso de la pontevedresa Adegas Valmiñor, cuyos vinos estarán desde esta primavera a disposición de clientes de Lidl en algunos países de Europa “pese a tratarse de una empresa de dimensión mediana”, como señala el director regional de la marca.

Apuesta por el producto gallego

El refuerzo en la compra de vinos se suma al impulso en la oferta de producto gallego de calidad, ya que la cadena ha incrementado casi un 70% sus compras de alimentos con Denominación de Origen Protegida e Indicación Geográfica Protegida en los últimos dos años. Así, en la actualidad cuenta con referencias de cuatro de las seis IGPs (‘Mexillón de Galicia’, ‘Queixo Tetilla’, ‘Queixo Arzúa- Ulloa’ y ‘Queixo San Simón da Costa’) y otras cinco IGP (‘Castaña de Galicia’, ‘Faba de Lourenzá’, ‘Mel de Galicia’, ‘Pataca de Galicia’ y ‘Tenreira Galega’). A todas ellas se sumará también este 2021 ‘Grelos de Galicia’.

Lidl ha intensificado su compromiso con el productor gallego al alcanzar un volumen de compras superior a los 1.000 millones de euros en los últimos cuatro años. De esta inversión se han beneficiado tanto nuevos proveedores como otros ya habituales a los que se les ha incrementado el importe de las adquisiciones. A día de hoy, la marca trabaja con 80 proveedores gallegos a los que les adquiere habitualmente unas 400 referencias. Muchas de ellas se venden en sus más de 600 tiendas en España y, en algunos casos, se exportan a su red de más de 11.000 establecimientos en 30 países de Europa.