Lidl inaugura tres nuevas tiendas de forma simultánea en España. Su puesta en marcha será el próximo día 4 en las localidades de Burjassot (Valencia), Torrevieja (Alicante) y Ronda (Málaga), y la inversión realizada ha superado los 14 millones de euros.

La cadena de supermercados refuerza así su presencia en la Comunidad Valenciana y Andalucía, donde prosigue con su plan de expansión nacional. Con estas tres aperturas, cuyo arranque ha supuesto la creación de unos 50 nuevos puestos de trabajo, Lidl empleará a más de 70 personas. Tecnología de iluminación LED, placas fotovoltaicas, sistemas de refrigeración de bajo consumo y puntos de recarga para coches eléctricos son sólo algunas de las medidas de eficiencia energética que incorporan los nuevos puntos de venta.

Ubicada en la Avenida de la Ilustración 4, la nueva tienda Lidl en Burjassot cuenta con más de 1.300 metros cuadrados de sala de ventas para abastecer no sólo a los habitantes de este municipio, sino también a los de la parte limítrofe de Valencia. La inversión realizada por la empresa ha superado los 5 millones de euros y se han creado 15 nuevos puestos de trabajo para una plantilla de 22 empleados.

La sustitución de la antigua tienda Lidl en la Carretera de Crevillente de Torrevieja por un nuevo establecimiento es otro ejemplo de la apuesta de la compañía, con una sala de ventas superior a los 1.300 metros cuadrados. Lidl ha invertido en él cerca de 3 millones de euros y, para una plantilla de 25 empleados, ha creado 9 nuevos puestos de trabajo.

Con la apertura de la nueva tienda en la calle Andrés Aguilar Gracián de Ronda, Lidl acerca sus productos tanto a esta localidad malagueña como a todo el área de la Sierra de las Nieves y la Sierra de Grazalema. La inversión de la empresa en este inmueble, cuya sala de ventas supera los 1.300 metros cuadrados, asciende a más de 6 millones de euros y supone la creación de 23 nuevos puestos de trabajo para una plantilla de 25 personas.