Una treintena de paradas de alimentación de distintos mercados de Barcelona ya se han sumado a la app Manzaning. Así, podrán vender sus productos de proximidad a través de esta startup catalana que fomenta un tipo de venta adaptado a las necesidades y estilo de vida moderna.

Hasta el momento, se han sumado al proyecto alrededor de treinta comercios, entre carnicerías, pescaderías, pollerías, bacalanerias, fruterías y otros puestos de alimentación, de los Mercats de Sarrià, Les Tres Torres, Galvany, Sant Gervasi, L'Estrella, Sant Antoni, El Ninot, Sants, Hostafrancs y La Barceloneta.

"Existe un segmento importante de gente que querría comprar en los mercados por la calidad y el servicio pero por falta de tiempo y logística personal sus horarios no son compatibles y acaban recurriendo a las grandes superficies", señalada Eva Tomás, CEO y fundadora de Manzaning.

El tendero gana en competitividad y encuentra una nueva manera de vender y ampliar así su clientela

El funcionamiento de la aplicación es muy sencillo. El usuario elige la categoría o categorías de productos, busca las tiendas en el mapa y, vía chat o llamada telefónica, conversa directamente con el tendero como si estuviera delante del mostrador. "Con Manzaning, recuperamos la compra en el mercado, desde el móvil, y gracias al chat directo con el tendero es como si estuvieras allí mismo. El cliente recibe la mejor asesoría, simpatía y producto sin tener que desplazarse", añade la emprendedora catalana.

Tras efectuar la compra, el pago se realiza a través de la misma aplicación a través de una pasarela de pago segura y el pedido se recibe por un precio que oscila entre los 2 euros y 4,50 euros en el lugar y horario deseado.

Manzaning ya está presente en más de 500 comercios de Barcelona y planea su aterrizaje en Madrid antes de finales de año. Entre sus planes de expansión para 2017 se incluyen algunas otras ciudades españolas pero también la consolidación en el territorio catalán, cubriendo los principales municipios de las comarcas del Barcelonés, el Vallés y Baix Llobregat.