Mercadona ha duplicado las ventas de la Piadina, pan de estilo italiano, por los cambios de hábitos del consumidor. El motivo de este incremento se debe a que los clientes han descubierto nuevos usos de éste, como masa para elaborar pizzas o como alternativa al pan tradicional, ya que aguanta varios días en casa manteniendo perfectamente su calidad.

Este producto, que habitualmente se consume doblado y se rellena al gusto tanto de productos salados como dulces, se vende en toda la cadena y es elaborado por el proveedor Totaler Delibreads Europe en sus instalaciones ubicadas en Llíria (Valencia), cuya producción ha sido reforzada para garantizar su abastecimiento en las más de 1.600 tiendas que la compañía tiene ubicadas en España y en Portugal.