Mercadona reabre un nuevo supermercado en Madrid, concretamente en la calle Asura, 56 con el Nuevo Modelo de Tienda Eficiente. Para ello, este nuevo supermercado cuenta con novedades en todas sus secciones. Por ejemplo, dispone de nueva charcutería con jamón al corte y envasado, una góndola central en la perfumería para la cosmética especializada, un servicio de zumo de naranja recién exprimido, especialidades de sushi, una nueva sección de horno con rebanadora de pan y pastelería refrigerada o una nueva exposición en la pescadería para los productos de concha, entre otras novedades. Esta tienda cuenta también con la sección “Listo para comer” que ha ampliado su surtido. Todas las opciones se sirven en envases fabricados con caña de azúcar o cartón.

Además, el supermercado de Madrid dispone, entre otras mejoras, de una nueva entrada con doble acristalado, pasillos más amplios, un área de descanso en la misma tienda con sillas y mesas donde SE pueden consumir el plato recién preparado y acompañarlo con bebidas frías y café caliente, y un nuevo modelo de carro de la compra y un nuevo modelo de carro tipo cesta más ergonómicos y ligeros.

Esta nueva generación de supermercado eficiente cuenta con una superficie de sala de ventas de 1.350 metros cuadrados y dispone de un diseño totalmente renovado respecto al anterior modelo de tienda con nuevos colores y materiales, tanto en la fachada exterior de acceso al supermercado como en la distribución de las distintas secciones. Asimismo, apuesta por amplios espacios diáfanos que facilitan la entrada de luz natural y colores cálidos en la delimitación de los distintos ambientes. 

Adicionalmente, con el objetivo de facilitar las tareas diarias de los trabajadores, este nuevo supermercado incluye múltiples medidas para mejorar la ergonomía y eliminar sobreesfuerzos. Además esta Nueva Tienda Eficiente de Mercadona está conectada tecnológicamente, mediante la integración de una serie de dispositivos electrónicos y herramientas colaborativas para los trabajadores, con los que poder compartir información desde cualquier sección de la tienda; lo que facilita la autogestión de cada supermercado y agiliza los procesos de toda la cadena.

A nivel medioambiental, se han tomado medidas que permiten reducir hasta un 40% el consumo energético respecto al modelo de tienda convencional, debido a la mejora del aislamiento térmico y acústico, optimizando los materiales y el grosor de paredes y techos y con nuevos arcones de congelado más eficientes energéticamente y respetuosos con el medioambiente. Además, cuenta con un sistema de iluminación LED automatizado que se regula según zonas y momentos del día, para una gestión energética mucho más eficiente.  

Con la puesta en marcha de este supermercado, Mercadona mantiene su apuesta por la Comunidad de Madrid, donde cuenta a cierre de 2019 con 188 tiendas y una plantilla de 10.815 personas. Además, en los últimos 3 años ha invertido más de 308 millones de euros, destinados principalmente al crecimiento y modernización de su red de tiendas y a la ampliación de sus plataformas logísticas, desde las que abastece diariamente a los supermercados de la Comunidad de Madrid.