Plusfresc ha invertido durante los dos últimos años un total de 2.500.000 de euros en la renovación de sus tiendas propias con el objetivo de hacerlas más sostenibles.

Esta actualización, que se completará a lo largo de este año, ha incluido la renovación de los sistemas de iluminación, implementando tecnología de iluminación led, la de los sistemas de renovación de gases, el cambio de murales frigoríficos con puertas de cristal y la instalación de centrales de frío con certificado AA en un total de 56 tiendas.

A través de estas medidas, la compañía prevé reducir hasta un 50% en el consumo y potencia energética anuales necesarios para la iluminación. Tal y como explica Rafel Oncins, director de RSE, "esto se traduce en un ahorro de unos 1.747.000 KW al año y una reducción de hasta 611.450 Kg de CO2 en emisión de gases de efecto invernadero". Asimismo, Oncins añade que "queremos convertir nuestros establecimientos en centros sostenibles y respetuosos con el medio ambiente y con la sociedad, apostando siempre por ofrecer a nuestros clientes productos de calidad y de proximidad".

Con el objetivo de ser lo más sostenibles posible, la compañía cuenta en algunas de sus tiendas con plazas para cargar coches eléctricos e incluso islas de reciclaje de aceite de cocina usado, bombillas de bajo consumo y pilas.

Bajo el lema "El super que t'estima", las tiendas Plusfresc reafirman el compromiso de la compañía con el medio ambiente y la sociedad a la hora de ofrecer el mejor servicio y experiencia de compra a sus clientes, potenciando los productos frescos y apostando por los productos de la tierra y de proximidad.