La empresa gallega de distribución alimentaria Vegalsa-Eroski ha cerrado el ejercicio 2012 con un leve crecimiento en ventas y alcanza los771.461.000 euros (sin IVA) frente a los 770.332 del 2011. Resultados antes de impuestos por encima de los 24 millones, el EBITDA de 36,6 millones de euros, el mantenimiento de su cuota de mercado superior al 17%, además de incrementar su plantilla en 9 nuevos puestos hasta sumar un total de 4.471 personas demuestran cómo la compañía ha conseguido mantenerse estable dentro del actual contexto económico. Durante el pasado año, se fijaron nuevos retos en la estrategia empresarial del grupo de distribución. Entre ellos la ampliación de fronteras, expandiendo sus enseñas fuera de Galicia hacia las Comunidades de Asturias y Castilla y León, para acercar a núcleos de población de ciudades y pueblos su oferta comercial. De ahí que a finales de 2012 se comenzara a gestar un nuevo proyecto, que acabará de fraguarse durante el presente 2013, y que permitirá que un total de 35 supermercados ubicados en León, Asturias, Palencia y Zamora cambien a la enseña Familia. 22 tiendas propias y 13 franquicias se suman a las 240 gallegas componiendo una red comercial de un total de 275 supermercados.

La apuesta de la empresa por las Comunidades en las que se asienta se manifiesta también en las compras a proveedores autóctonos. En 2012, se cifraron en cerca de 236 millones de euros las adquisiciones realizadas a proveedores gallegos, lo que significa un incremento del 2,4% frente al anterior ejercicio y del 20% en los últimos cuatro años. Además, las adquisiciones a proveedores de Asturias ascendieron a más de 16 millones de euros y más de 21 millones a los propios de Castilla y León. La previsión para el presente ejercicio 2013 habla de un aumento de un 10% en compras a proveedores de la zona contando con la colaboración de las denominaciones de origen e indicaciones geográficas protegidas de estas autonomías, destacando especialmente la marca de calidad Tierra de Sabor en Castilla y León.

Por otra parte, Vegalsa-Eroski ha conseguido mantener su apuesta por el empleo, su principal activo. Un total de 9 nuevas personas se sumaron el pasado año a la plantilla que alcanza en la actualidad los 4.471 puestos de trabajo. La estabilidad en el trabajo sigue siendo otra de sus apuestas, junto con la conciliación, la promoción interna y la formación cualificada de la plantilla, con una inversión anual en este apartado de 435.000 euros.

La empresa de distribución también hace hincapié en la Responsabilidad Social Corporativa. De esta filosofía surge su campaña Valores, que se extenderá durante todo 2013, dedicada a promover diferentes atributos en el conjunto de su actividad y en toda su red de influencia. El afán de Vegalsa-Eroski por contribuir a un consumo saludable, y en sintonía con la campaña Valores, durante 2012, se manifestó activando una serie de medidas para el fomento de productos y hábitos de salud. Buen ejemplo de ello es el lanzamiento de la marca especializada Sannia.