Dentro del proceso de evolución desde un modelo de negocio minorista con tienda online hacia una compañía digital con establecimientos físicos, Douglas aborda la reorganización de su red de tiendas en España.

Este proceso responde al cambio de hábitos del consumidor que ha venido produciéndose en Europa en los últimos años, el cual ha impulsado con fuerza el crecimiento del comercio online de la empresa. En este sentido, la compañía ha experimentado un récord de ventas online en el ejercicio 2019/2020, con un aumento del 40,6% respecto al ejercicio anterior, hasta alcanzar los 822 millones de euros.

Este cambio de tendencia en el comportamiento del consumidor, que comenzó antes de la llegada del Covid-19 pero que se ha acelerado por la pandemia, implica necesariamente esta rápida adecuación de la red comercial de la compañía.

Cerrará 103 perfumerías en España

"Para ello, se optimizará el número de tiendas y sus localizaciones, así como el personal especializado en cada una de ellas, priorizando la venta online, ya que este cambio de tendencia es definitivo. Del total de 2.400 tiendas con las que cuenta Douglas en Europa, alrededor de 500 se verán afectadas por este proceso, de las cuales 103 son de España", aseguran desde la compañía.

La reorganización de tiendas de la firma en España responde a un proceso de transformación del negocio de la compañía que había comenzado antes de la pandemia. La determinación de los puntos de venta afectados se basa, según indican desde Douglas, en el análisis individual de situación de cada una de las tiendas, para el cual se han tomado en consideración los datos del período previo a la aparición del Covid-19. Para dicho análisis, Douglas ha estudiado cuidadosamente criterios complejos relacionados con la viabilidad económica, el potencial de desarrollo de cada establecimiento y la densidad de tiendas en cada mercado.

"La necesaria reorganización de la red de tiendas hará que la densidad de las mismas se reduzca en algunos lugares, pero permitirán a su vez impulsar a las tiendas viables, potenciando su oferta y atractivo a largo plazo y garantizando su integración en la nueva plataforma digital de la firma. Así, este proceso permitirá a Douglas realizar las inversiones necesarias para continuar la trayectoria de crecimiento a largo plazo de la empresa como plataforma de belleza líder en Europa", señalan desde la compañía.

El ajuste laboral que acompañará este proceso en España se articulará a través de un Expediente de Regulación de Empleo que afectará a un máximo de 600 empleados. El inicio del procedimiento ya se ha notificado a los representantes de los trabajadores y se prevé que el periodo de consultas comience en la tercera semana de febrero. La compañía señala que aborda este proceso desde el máximo respeto a todos los trabajadores, y con la voluntad de alcanzar la mejor solución para todas las partes.