La franquicia facturó el año pasado 19.111 millones de euros, un 9,1% de las ventas del comercio minorista. Frente al incremento del 2% que experimentaron las ventas minoristas en España en 2013, la franquicia suma un crecimiento natural neto de 1.482 nuevos puntos de venta, presentando un incremento de un 5,3% en la cifra de negocio anual del sector. Estos datos se recogen en el estudio que realiza la Asociación Española de Franquiciadores (AEF), donde además, se indica que en 2013 la facturación media por enseña se situó en 20,5 millones de euros, un 1,3% más que el promedio del ejercicio anterior, con una cifra de ventas media de más de 300.000 euros por establecimiento. 

Las 934 enseñas del censo integran un total de 62.037 unidades operativas, un 2,4% más que los existentes en 2012. A finales de 2013 un total de 47.910 puntos de venta son franquiciados, representando un crecimiento del 2,7% respecto al ejercicio anterior. Por su parte, el número de negocios propios experimentó un crecimiento del 17% con un total de 14.127 unidades operativas. La restauración fue el sector que más creció con 739 aperturas, a pesar de que requieren una mayor inversión y superficie. El número de cadenas de restauración aumentó en 12,8% durante el pasado ejercicio. 

El año pasado la franquicia empleaba a más de 212.000 personas, un 12,8% de la tasa de ocupación del comercio minorista, situando la ocupación media por enseña en 227,4 empleados. El sector servicios es el que muestra mayores cifras de ocupación global, con 101.000 puestos de trabajo, el 48% de la ocupación total. Si bien, por término medio, una cadena de restauración es la que más empleo genera, con una ocupación media de 316 puestos de trabajo.

En 2013, la inversión realizada por la franquicia en nuestro país fue de 173 millones de euros. Por su parte, el valor de la infraestructura de ventas de las 934 marcas, alcanzó la cifra de 4.333 millones de euros y un incremento del 4,2% con respecto al año anterior. 

El 66% de las franquicias proceden de cuatro comunidades autónomas. Con 220 centrales franquiciadoras, Madrid aglutina el 23,6% del total nacional, seguido de Cataluña con 188 cadenas, que junto a la Comunidad Valenciana y Andalucía dan origen a 616 cadenas. En lo que se refiere a enseñas extranjeras, el 73% provienen de Francia, Italia, Portugal, Reino Unido y Alemania y el 18% restante de Estados Unidos.