El mercado de salsas (ambiente, frescas para pasta y deshidratadas) y especias y condimentos en el periodo TAM diciembre 2015 (noviembre 2015 en el caso de las especias y condimentos), según datos de IRI alcanzó un valor total de 303,4 millones de euros, lo que representa un incremento del 4,5% (13 millones de euros más) con respecto a los mismos periodos del año anterior. Subida a la que aportaron todas las categorías, al experimentar crecimientos que variaron desde el 1,1% de las salsas deshidratadas al 8,5% de las salsas frescas para pasta. Ganancia en valor sustentada asimismo en los crecimientos de los volúmenes de ventas (bien en kilos o en unidades), en un horquilla que fue del 1,9% de las deshidratadas al 11,1% de las frescas para pasta.

"El comprador de estos productos busca hoy nuevas experiencias alejándose de lo básico y girando la vista hacia las Marcas de Fabricante (MDF)"

La evolución de la categoría de salsas ambiente, la principal en volumen y valor del mercado que se analiza en estas líneas, ha experimentado en los últimos cuatro años un crecimiento en volumen del 14,5% y en valor del 17,7%, con una diferencia de ventas en 2015 con respecto a 2012 superior en volumen en tres millones de kilos y en 19,2 millones de euros en valor. Más modesto ha sido el recorrido en esos ejercicios de la categoría de especias y condimentos, al registrar entre 2012 y 2015 un incremento del 4,2% en volumen (5,3 millones de unidades más) y del 10,2% en valor (14,4 millones de euros).

Si bien, como en la mayoría de las categorías, los últimos años han sido más propicios para los productos más básicos y económicos ligados a las Marcas de Distribuidor (MDD) –lo que podría tener un componente negativo-, también se puede apuntar que la crisis ha tenido su "lado positivo" para las categorías de salsas y especias: la caída del consumo fuera del hogar ha llevado al consumidor a experimentar en el hogar con nuevos platos, productos y sabores. Un cambio "forzado" en los hábitos de consumo que las diferentes marcas han reflejado en los lineales con una ampliación de gamas y de sabores, en línea con las tendencias que más se demandaban (y demandan) en el canal de hostelería.

Con la reactivación en ciernes, el comprador de estos productos busca hoy nuevas experiencias alejándose de lo básico y girando la vista hacia las Marcas de Fabricante (MDF), que crecen muy por encima de las MDD. Salsas de especialidad y sabores exóticos que nos acercan a otros lugares del mundo (y abren la mano a nuevos y jóvenes consumidores), además de la facilidad de consumo (factor conveniente), son las principales tendencias de unas categorías con crecimientos superiores a los de muchas otras en el mercado del gran consumo.

Puede leer el informe de mercado completo en el nº 1630 de la revista ARAL.