Carrefour inauguró este lunes una nave en la ZAL del puerto de Barcelona, construida por Cilsa. La instalación, de 18.200 metros cuadrados y que ha supuesto una inversión de 12 millonesde euros, se destinarán a la operativa del frío (congelado y refrigerado).

La multinacional francesa ya contaba una nave en el puerto barcelonés de 45.000 metros cuadrados. El acto contó con la presencia del presidente de la Generalitat de Cataluña, Carles Puigdemont; del presidente del Puerto de Barcelona y de Cilsa, Sixte Cambra, y del director general de Carrefour España, Pascal Clouzard.

El desarrollo de esta nave de frío en la ZAL Port (Prat) ha supuesto un punto de inflexión en la evolución de CILSA, que indica el inicio de un nuevo ciclo expansivo y de crecimiento para la compañía.

Para la ZAL Port (Prat) la elección por parte de Carrefour, que ya está instalado en la ZAL Port desde julio del 2009 con una nave de 45.000 metros cuadrados, supone renovar la confianza de uno de los líderes de la distribución en la capacidad de gestión del equipo de CILSA, así como en el emplazamiento como el más idóneo para cualquier tipo de distribución logística.

El presidente de CILSA, Sixte Cambra, ha valorado la apuesta de Carrefour por la ZAL Port para desarrollar su logística de frío indicando que "esta plataforma supone, por su especialización y su elevado desarrollo tecnológico, un nuevo reto que consolida a la ZAL Port como centro logístico de referencia del sur de Europa. Con 635.000 metros cuadrados construidos en toda la ZAL Port, en los próximos años construiremos otros 450.000 metros cuadrados adicionales para seguir impulsando la competitividad de nuestra economía a través de una logística eficiente y de alto valor".