La familia fundadora de la empresa de servicios logísticos a temperatura controlada Transportes García Villalobos (Logifrío), ha adquirido la participación del 44.6% a su socio, el fondo Nazca Capital. De este modo la familia García Villalobos vuelve a controlar a partir de ahora el 100% del capital.

Nazca entró en el capital de Transportes García Villalobos a finales de 2007. Según Fernando García Villalobos, administrador y director general de la empresa, "tener un socio como Nazca en el capital durante ocho años ha resultado una experiencia en todos los aspectos muy positiva y nos ha permitido dar un grandísimo salto cualitativo en la profesionalización de la gestión cada una de las áreas de la empresa y en posicionarnos como el claro referente nacional, gracias a las adquisiciones estratégicas realizadas en este periodo".

Con esta inversión la familia continuará con su vocación de liderazgo a nivel nacional en servicios de logística de alto valor añadido y con interés estratégico en llegar a acuerdos o alianzas a nivel internacional, para ser capaces de prestar servicios estandarizados de máximo valor añadido en Europa a sus clientes internacionales. La totalidad del equipo directivo de Logifrío continuará al frente y la empresa "mantiene su compromiso de seguir ampliando y mejorando día a día el servicio a los clientes y seguir llevando el estandarte de la máxima calidad como especialistas en la logística en frío", según explica.

Uno de los puntos fuertes de Logifrío es su experiencia en el servicio de entregas de cargas fraccionadas a tres temperaturas, con fecha y franja horaria determinadas. Para potenciar éste área de negocio, los accionistas actuales de Logifrio no descartan estudiar posibles acuerdos con alguna empresa complementaria tanto a nivel nacional como internacional.