Aral Digital.- La Comisión Nacional de la Competencia (CNC) ha impuesto multas por un total de más de ocho millones de euros a las empresas Sara Lee, Puig y Colgate Palmolive por instrumentar y mantener un cártel de fabricantes de gel. Es la primera vez que se sanciona a unas empresas en aplicación del programa de clemencia.

Según el organismo regulador, a finales del año 2005 los principales fabricantes de gel de baño y ducha constituyeron un cártel que consistía en la adopción de un aumento encubierto de los precios del gel de baño y ducha en algo más de un 15%. Dicho incremento de precios se conseguía vendiendo el gel de baño en un envase más reducido que el que comercializaban en ese momento, pero manteniendo el mismo precio del envase.

Bajo este acuerdo, Henkel, Sara Lee y Puig redujeron entre junio de 2006 y mayo de 2007 los envases de sus marcas Fa, La Toja, Magno, Sanex, Lactovit, Kinesia, y Heno de Pravia en un 15% de su capacidad. Colgate no llegó a reducir sus envases en la fecha acordada.

Dos de las empresas participantes en el cártel, Henkel y Sara Lee presentaron ante la CNC sendas declaraciones en las que denunciaban la existencia del mismo y su participación, así como también la participación de Puig, Colgate y Colomer.

Tras la resolución del expediente, el órgano presidido por Luis Berenguer ha concluido que Henkel, Sara Lee, Colgate y Puig formaron parte efectivamente del cártel, mientras que investigará la posición de Colomer respecto de los términos en los que se distanció públicamente del mismo.

Según la resolución del CNC, Henkel ha visto reducida su sanción en un 100%, debido al programa de clemencia, mientras que Sara Lee la ha visto reducida en un 40%, correspondiéndole pagar 3.715.874 euros. La sanción a Puig alcanza los 2.437.317 euros, y a Colgate Palmolive los 2.175.621 euros.