Aral Digital.- Seis de cada diez españoles compran comidas preparadas y la principal razón, mencionada por el 84% de los españoles que la apuntan es la falta de tiempo, según los datos del estudio mundial Nielsen Consumer Survey.

Además, según datos de este estudio, en España, el 14% de los consumidores compra frecuentemente comidas preparadas, y un 48% declara hacerlo ocasionalmente. El 32% dice que no las compra casi nunca, y un 6% nunca. Son porcentajes similares a las medias europeas, donde un 15% las compra frecuentemente; el 39%, ocasionalmente; un 36%, casi nunca, y el 9% declara no comprarlas nunca.

Los países europeos donde más habitualmente se compran comidas preparadas son Grecia, donde el 25% dice hacerlo frecuentemente; y el Reino Unido, con un 20%. En el extremo opuesto, en Dinamarca sólo el 5% dice comprarlas frecuentemente; en Portugal, el 9%; y en Italia, el 10%. Las comidas preparadas se consumen fundamentalmente en la cena, en la que el 25% de los encuestados europeos declara comerlas habitualmente, y otro 55% lo hace en ocasiones. El 16% dice comerlas habitualmente en el almuerzo del mediodía, y el 54% en ocasiones. Es menos habitual tomarlas como aperitivo, en reuniones con amigos, en vacaciones o acontecimientos especiales, y aún menos en el desayuno.

En España también es la cena el momento más normal de consumo de las comidas preparadas, pues el 21% de los encuestados lo hace usualmente, y otro 66% dice que ocasionalmente. Sólo el 10% declara consumirlas habitualmente en el almuerzo; un 2% en el desayuno; el 7% como aperitivo; el 14% en reuniones con amigos; y el 9% en vacaciones o acontecimientos especiales.

Entre las comidas preparadas, los consumidores europeos las prefieren sobre todo para el plato principal, que compran habitualmente un 24%, y en ocasiones otro 54%. Los españoles no coinciden tanto con los europeos. En nuestro país, el 21% dice comprar habitualmente comidas preparadas para el plato principal; el 8%, comidas todo en uno; un 8% para los entrantes; el 7% en los postres; y el 12% en ensaladas listas para consumir.

Los europeos compran las comidas preparadas sobre todo en supermercados, donde las adquiere habitualmente el 42% de los consumidores, y ocasionalmente otro 46%. Le siguen los hipermercados, con un 23% de compradores habituales y un 42% de ocasionales. En España, el 41% de los consumidores dice comprar habitualmente estas comidas listas para consumir en los hipermercados, y el 40% en los supermercados. El 11% las compra en tiendas de comestibles, un 10% en restaurantes; el 6% en delicatessen; y el 4% en tiendas de conveniencia.

Globalmente, son los asiáticos los que más consumen comidas preparadas, pues lo hacen frecuentemente un 23%, y otro 49% en ocasiones. En Norteamérica el 19% de los consumidores dice comprarlas frecuentemente, y otro 45% en ocasiones; porcentajes superiores a los ya señalados de Europa, con un 15% de consumidores frecuentes y el 395 de ocasionales.