El fabricante alemán de productos de cuidado capilar y peluquería Wella registró un beneficio antes de impuestos de 34,4 millones de euros (5.723,6 millones de pesetas) en el primer trimestre del presente ejercicio, lo que representa un ascenso del 30% respecto al mismo periodo del año anterior. El beneficio neto aumentó un 47%, hasta los 20,3 millones de euros (3.377,6 millones de pesetas), superando las previsiones de la compañía.