Henkel ha publicado su Informe de Sostenibilidad de 2013, en el que detalla la evolución ambiental y social conseguida por la compañía en el último año. Un aspecto clave es la participación activa y la formación de los empleados en todo el mundo. El informe, que es la 23º edición que publica la firma, también destaca las innovaciones de productos sostenibles a nivel mundial. Todos los esfuerzos realizados en materia de sostenibilidad se enmarcan en la estrategia de Sostenibilidad a largo plazo: triplicar la eficiencia de los recursos en 2030. Henkel Ibérica, la filial hispano-portuguesa, ha contribuido de forma significativa a los resultados del Grupo, señalan desde la empresa.

Hace dos años, Henkel presentó su estrategia de sostenibilidad destacando su objetivo a largo plazo de conseguir más con menos e incrementar la eficiencia de sus recursos en un factor de 3 para 2030. Para alcanzar este objetivo, Henkel continuo creando soluciones para el desarrollo sostenible entre las que destacan diversos productos innovadores, proyectos conjuntos con socios de la comunidad, la industria y el mundo político, así como numerosas iniciativas de sostenibilidad que involucren alrededor de 47.000 empleados en todo el mundo.

"Los ejemplos que aparecen en el Informe de Sostenibilidad muestran que vamos por buen camino para lograr nuestros objetivos", asegura Kathrin Menges, vicepresidenta ejecutiva de Recursos Humanos y presidenta del consejo de Sostenibilidad de Henkel, y añade que "la comprensión y el compromiso con la sostenibilidad de nuestros empleados son un factor clave para nuestro éxito. Por ello hemos integrado concienzudamente las cuestiones de sostenibilidad en nuestros programas de formación y vamos a seguir haciéndolo".

Estos programas dirigidos al equipo humano de Henkel incluyen temas como la seguridad en el trabajo, así como programas de formación avanzada sobre la gestión en los mercados emergentes. El programa de "Embajadores de Sostenibilidad" ha sido una de las iniciativas más relevantes de 2013.

Otro área clave durante 2013 fue la gestión sostenible de las innovaciones, que juega un papel esencial para que la mejora de la calidad de vida se traduzca en ser menos dependientes del consumo de recursos. La innovación sostenible debe satisfacer por igual los criterios de calidad, respeto por el medio ambiente y responsabilidad social. Henkel trabaja estos aspectos en toda la cadena de valor. La tendencia positiva en la escala de puntuación de sostenibilidad en 2013 demuestra los continuos esfuerzos de Henkel por mejorar la eficiencia y la seguridad.

Durante los últimos once años, por ejemplo, la compañía ha reducido el consumo de agua y energía en un 51% y 44%, respectivamente, y ha reducido los residuos en un 47% por tonelada de producción. Durante el mismo periodo, el número de accidentes de trabajo se redujo en un 90%.

Henkel Ibérica ha demostrado una vez más ser una filial con excelentes resultados y contribuir significativamente al compromiso de Henkel a nivel internacional. Entre los distintos objetivos alcanzados, destaca la reducción de la huella medioambiental de la planta de detergentes y adhesivos de Montornès del Vallés (Barcelona), con una disminución del 2,2% en la utilización de agua y del 15,7% de residuos generados. Además, el centro productivo de Montornès no ha registrado ningún accidente laboral en 2013, contribuyendo al objetivo de la compañía de "0 accidentes".

En línea con la prevención de riesgos y la formación y bajo el lema "Por una sociedad sana y segura. Por una sociedad sin accidentes", el departamento Corporate SHE-Q (Safety, Health, Environment and Quality) de Henkel Ibérica creó una campaña dirigida a los escolares sobre la importancia de la prevención y la seguridad. Durante el año pasado, Henkel Ibérica también llevó a cabo una acción de sensibilización llamada "Por una movilidad segura y sostenible". Asimismo, Henkel ha renovado su acuerdo con Payasos Sin Fronteras, uniendo la fuerza de los Payasos de Micolor a la causa solidaria de la ONG. Además de estas acciones, Henkel Ibérica firmó un acuerdo de colaboración con Cruz Roja para que la institución de carácter social centralice la gestión de las donaciones de Henkel Ibérica, unos 250.000 productos al año, y así destine los productos donados a la ayuda de los colectivos vulnerables que atiende la organización.