AMDPress.- El fabricante de pinturas Industrias Titán, propiedad del grupo empresarial y familiar que lidera Joaquín Folch Rusiñol, obtuvo en 2002 una cifra de ventas de 100,7 millones de euros, 4,3 millones más que el pasado ejercicio. El beneficio neto superó, a su vez, en 2,17 millones los del año previo, llegando en 2002 a la cantidad de 3,87 millones de euros.

Durante este año, Titán ha afrontado la compra de otra fábrica de pinturas en Portugal, donde continúa su expansión, y con la construcción de dos nuevas fábricas de pintura plástica en España, una en Sevilla (ya en funcionamiento desde enero) y otra en Canarias, que iniciará su producción en otoño. Titán, que ha invertido 1,2 millones de euros en estas dos últimas, proyecta la instalación de dos fábricas más, una en Asturias y otra en el centro del país.

Ha comenzado, además, a funcionar la nueva fábrica de pintura en polvo de El Prat de Llobregat, que tiene una capacidad de producción de 3.500 toneladas de pintura anuales, y en la que Titán ha invertido seis millones de euros.