Aral Digital.- La compañía estadounidense Kimberly-Clark ha cerrado los nueve primeros meses del año con una cifra de negocio de 11.438 millones de euros, lo que supone un incremento del 6,8% respecto al mismo periodo de 2010.

Además, el fabricante de productos de consumo ha registrado entre enero y septiembre un beneficio neto atribuido de 868 millones de euros, lo que representa una caída del 11,9% respecto al mismo periodo de 2010, tal y como ha indicado la empresa, que ha rebajado sus expectativas anuales de ventas.

En el tercer trimestre, Kimberly-Clark ha obtenido un beneficio atribuido de 315 millones de euros, un 7,9% menos, pese al incremento del 8,1% de sus ventas, que han sumado 3.928 millones de euros. “En función de nuestros resultados del tercer trimestre y de las actuales condiciones en los mercados, hemos rebajado nuestra expectativa de volúmenes y, como consecuencia de la fortaleza del dólar, asumimos un menor beneficio por el cambio de divisas”, ha apuntado el presidente y consejero delegado de la empresa, Thomas J. Falk.