Los hombres españoles se sitúan en las primeras posiciones en preocuparse por su apariencia, según un nuevo estudio de Kantar. El 24% de los hombres dice estar al día de las tendencias para el cuidado, mientras que es el 34% de los españoles el que lo hace, estando por encima de la media. 

Verónica Valencia, especialista en uso del consumidor en Kantar España, explica: “El hombre español está incorporándose paulatinamente al uso de categorías tradicionalmente asociadas al consumo femenino, como son los productos de cuidado facial y capilar”, aunque asegura que el verdadero impacto se verá a largo plazo. 

Esta tendencia todavía no se ha consolidado en lugares como Gran Bretaña

Un tercio de los  hombres de todo el mundo dedican tiempo a su cabello para conseguir un buen acabado y utilizan productos. En España, este colectivo asciende al 18%. En el afeitado siguen siendo tradicionales y en Europa, el 48% optan por el afeitado limpio. Aunque en los últimos años esta opción ha caído en favor de un afeitado menos frecuente. Maquinillas y rasuradores pierden casi 6 pp en los últimos 5 años y la crema para después del afeitado pierde 7 pp desde 2015. 

A los hombres españoles también les importa el paso del tiempo en su piel y las enfermedades que esto puede desarrollar. El 55%, a nivel mundial, declara haber tenido una afección cutánea en el último año (un 63% en España). 1 de cada 5 se ha detectado lunares y/o marcas. Una preocupación que se traduce en compras, pues tienen un 26% más de probabilidades de comprar un producto de cuidado personal adecuado para su tipo de piel.

Corresponde al 21% los hombres que aseguran que les gusta gastar mucho en productos (17% en 2015). Además, de los más involucrados - el 20% - el 3% son más propensos a gastar mucho y el 3% es más probable que compre las últimas marcas y productos.

Alex Foch, especialista en cuidado personal de Kantar, concluye: "A nivel mundial, es una imagen prometedora para las marcas y fabricantes de belleza. Los hombres se sienten cada vez más cómodos comprando, usando y disfrutando de productos de aseo y cuidado y están desarrollando un mejor conocimiento”. Sin embargo, asegura que en lugares como Gran Bretaña muchos no están convencidos de la cuestión y que las marcas “deberían dar un paso más”. 

El estudio también muestra los hábitos en maquillaje o deporte. En España más de la mitad hace ejercicio físico, mientras que la media mundial se mantiene en el 48%.