AMDPress.-El fabricante frances de pequeños aparatos electrodomésticos (PAE) Moulinex está estudiando realizar una ampliación de capital por valor de 91,5 millones de euros (15.224,3 millones de pesetas) para hacer frente a la difícil situación financiera por la que está atravesando y afianzar el proyecto de reestructuración que presentó el pasado mes de abril y que contempla la supresión de 4.000 puestos de trabajo y el cierre de seis fábricas hasta finales del 2003.

La mitad de la ampliación la suscribirá la familia Novicelli, accionista mayoritario del grupo italiano Elfi, al que pertenece Moulinex tras su fusión con Brandt; mientras que el resto se llevaría a cabo mediante cesiones inmobiliarias y una emisión de acciones.

En noviembre de 2000 el fabricante de electrodomésticos tenía una necesidad de tesorería de 121 millones de euros (20.132,7 millones de pesetas), que ascenderá a 220 millones de euros (36.604,9 millones de pesetas) para noviembre de 2002.

Con el plan de reestructuración presentado por Moulinex-Brandt el pasado mes de abril, la compañía espera alcanzar un resultado estable este año y obtener beneficios en 2003.