Puig alcanzó, en 2014, unas ventas netas de 1.508 millones de euros, representando un crecimiento de 4,2% (a perímetro constante sin efectos tipo de cambio) y del 0,6% a nivel reportado. El beneficio antes de impuestos representa un 16% de los ingresos netos similar a 2013. El beneficio neto atribuido ha crecido un 0,8% alcanzando los 177 millones de euros.

En 2014, el 14% de las ventas se generaron en España, que ha roto con la tendencia negativa de los últimos años creciendo un 6%, y el 86% en el resto del mundo. El 46% del negocio tuvo lugar en mercados emergentes, fuera de la UE y de Norteamérica. Puig contaba a finales de 2014 con 4.192 empleados, de los cuales más de 1.600 trabajaban en España. Más de 67% de todas las unidades vendidas en el mundo se fabrican en los tres centros de producción situados en España y el resto, en la fábrica francesa de Chartres. En la actualidad, Puig vende sus productos en más de 140 países y cuenta con filiales propias en 22 de éstos.

2014 fue un año marcado por las celebraciones del 100º Aniversario de la compañía. A la inauguración oficial de Torre Puig, presidida por SS.MM. los Reyes, entonces SS.AA.RR. los Príncipes de Asturias, y el presidente de la Generalitat de Catalunya el mes de abril del año pasado, le siguieron todo tipo de eventos, como el que tuvo lugar en el Palau de la Música de Barcelona, la cena de gala en las Reales Atarazanas o la clausura el 22 de octubre en el Recinto Modernista del Hospital de Sant Pau, al que asistieron socios empresariales y destacadas personalidades nacionales e internacionales que han estado vinculadas a la compañía durante todos estos años.

Proyectos

Puig proyecta alcanzar en 2017 los 2.000 millones de euros de ingresos netos lo que supone un incremento del 33% respecto al 2014. Recientemente Puig y BPI (filial de Shiseido) han acordado adelantar la fecha de adquisición de los derechos de la propiedad intelectual sobre los perfumes de Jean Paul Gaultier, y de otros activos relacionados, al 1 de enero de 2016. Estos se distribuyen en más de 110 países, con Le Mâle y Classique alcanzando primeras posiciones en el ranking de varios países europeos. La adquisición incorporará un negocio que supone un 10% de las ventas de Puig y es una de las palancas principales para conseguir los objetivos de crecimiento deseados.

A principios de este año, Puig ha adquirido las casas de fragancias Penhaligon's London y L'Artisan Parfumeur Paris, dos de las marcas más prestigiosas dentro del mundo de la perfumería que muestran la apuesta de la compañía por desarrollar la creciente categoría de fragancias de lujo.

Este año espera tener un crecimiento moderado de un dígito, ligeramente por encima del mercado, gracias a su apuesta por nuevos lanzamientos. En rentabilidad se prevé un impacto negativo como consecuencia de la inversión inicial necesaria para preparar la correcta integración de Jean Paul Gaultier. Ésta también afectará negativamente a 2016, un año de transición y el primero con operación de la marca en el portfolio. En 2017 la compañía espera alcanzar ratios de rentabilidad sobre ventas más próximos a los actuales.

Puig también está comprometido con su entorno a través de un plan de sostenibilidad que se centra en cuatro áreas de actuación tales como el diseño de producto, el abastecimiento sostenible, una logística responsable y unas fábricas y empleados concienciados con el medio ambiente. El plan consta de objetivos concretos en cada una de las áreas a alcanzar en 2020.