El grupo Henkel ha concluido 2020 con unas ventas de 19.250 millones de euros, lo que supone un 4,3% menos que en el ejercicio anterior. En términos orgánicos, excluyendo el impacto de los efectos cambiarios y las adquisiciones/desinversiones, el retroceso ha sido del 0,7%. La contribución de adquisiciones y desinversiones ha ascendido al 0,3%, mientras que los efectos cambiarios han tenido un impacto negativo del -3,9% en las ventas. La compañía ha mantenido así un “negocio rentable con un margen EBIT depurado del 13,4%. También hemos generado un fuerte flujo de caja libre por encima de los 2.300 millones de euros casi el mismo nivel récord del año anterior", según ha indicado Carsten Knobel, CEO de Henkel. Los mercados emergentes han mostrado un crecimiento orgánico de las ventas del 3,0%, mientras que los mercados maduros han mostrado un desarrollo orgánico negativo del -3,2%.

En palabras de Knobel: "A pesar del fuerte declive de la economía mundial como resultado de la pandemia del Covid-19 en 2020, hemos obtenido un sólido rendimiento general en todas las unidades de negocios. Para todo el año, nuestros resultados han sido superiores a los previstos. Lo hemos logrado gracias a nuestro porfolio equilibrado, innovaciones exitosas y solidez financiera, así como al destacado compromiso de nuestros empleados en todo el mundo".

La división Laundry & Home Care registró un crecimiento nominal del 0,7% hasta alcanzar los 6.704 millones de euros, mientras que el crecimiento orgánico ha sido del 5,6%. Las innovaciones y el aumento de la demanda de productos de higiene relacionada con la pandemia han contribuido a este resultado, junto a una mayor demanda también de soluciones más sostenibles. Nominalmente, las ventas de Beauty Care han retrocedido un 3,2% hasta los 3.752 millones de euros, con un desarrollo orgánico del -2,8%. Esta unidad de negocio se ha visto impactada por el cierre forzoso de las peluquerías, mientras el negocio retail ha registrado un buen crecimiento, impulsado por el desarrollo exitoso de las mejores marcas, así como por el lanzamiento de nuevos productos que abordan las tendencias clave del consumidor.

Por su parte, los ingresos de Adhesive Technologies han sido un 8,2% inferiores a los de 2019, registrando los 8.684 millones de euros, con un descenso orgánico del 4,2%.

En 2020, Henkel aumentó sus inversiones en torno a 200 millones de euros en comparación con 2019 para potenciar sus marcas, tecnologías e innovaciones, así como para acelerar la transformación digital de la empresa. También se ha puesto foco en tendencias como la higiene, productos más naturales y sostenibles y una mayor comodidad; respondiendo así rápidamente, por ejemplo, al fuerte aumento de la demanda de productos de higiene, desinfección y limpieza.

Perspectivas para 2021

“Al entrar en 2021, todavía nos enfrentamos a un alto nivel de incertidumbre sobre cómo seguirá evolucionando la pandemia, cómo de rápido progresarán los esfuerzos de vacunación y cómo afectará esto a las restricciones generalizadas en muchos países. Esperamos que se recupere la demanda industrial y los segmentos de consumo que son relevantes para nuestra empresa, en particular para el negocio de peluquerías. Al mismo tiempo, creemos que la demanda de los consumidores volverá a niveles normales en aquellas categorías que vimos una mayor demanda debido a la pandemia. Además,
asumimos que las restricciones actuales en muchos mercados clave se levantarán en el transcurso del primer trimestre y que no habrá cierres generalizados de negocios minoristas e industriales, así como instalaciones de producción en el resto del año”, ha explicado Carsten Knobel.

Con base en estas suposiciones, Henkel espera generar crecimiento en ventas y ganancias en el ejercicio 2021. La compañía anticipa un crecimiento orgánico de las ventas de entre el 2% y 5% y un retorno de ventas depurado (margen EBIT) en el rango del 13,5% al 14,5%. Para las ganancias depuradas por acción preferente (EPS) a tipos de cambio constantes, Henkel espera un aumento en el rango del 5% al 15%.