AMDPress.- La Junta de Andalucía ha aprobado el Plan Andaluz de Orientación del Comercio Minorista (PAOC), que culmina un proceso que ha durado año y medio y que fija, además, los criterios para la concesión de las nuevas licencias comerciales. El PAOC endurece las condiciones para implantar una gran superficie en Andalucía y fija, además, un impuesto para la apertura de hipermercados.

Fuentes del sector estiman en más de 30 los futuros centros comerciales que aguardaban la finalización de la moratoria, y que ahora podrían “ver la luz”.

El Gobierno andaluz ha dividido el territorio de la comunidad en 52 áreas y ha establecido cuatro rangos en función del nivel de saturación comercial. Entre las zonas de alta saturación, en las que por tanto se exigirían un mayor número de medidas integradoras del comercio tradicional, están las de Bahía de Algeciras (Cádiz), la campiña de Sevilla, Ayamonte-Isla Cristina (Huelva) y la costa oriental de Málaga.