Aral Digital.- Bon Preu ha abierto su primer supermercado 24 horas en el Passeig Valldaura, en Barcelona, en lo que supone el primer paso de la nueva iniciativa emprendida por la cadena catalana en busca de ofrecer un establecimiento cuya apertura al público sea permanente. Para la puesta en funcionamiento de este proyecto la compañía de distribución ha llegado a un acuerdo con la empresa A Todas Horas, propietaria de la tecnología y encargada de la venta e instalación de la tienda automática, que requiere una inversión de 50.000 euros.

Este supermercado automático, se encuentra integrado en la fachada del edificio y permite comprar hasta 200 productos distintos tanto de alimentación como de droguería. Entre los artículos disponibles se pueden encontrar desde agua hasta pañales, pasando por platos preparados y artículos de bazar.

La cadena instalará las máquinas electrónicas en supermercados Bonpreu o hipermercados Esclat que estén situados en zonas urbanas con elevada densidad o que cuenten con un público potencial adecuado al nuevo canal de venta. Junto a estas bases, también será determinante para su instalación la disponibilidad de espacio suficiente para emplazar la máquina.

El método de compra en estos nuevos supermercados se lleva a cabo mediante una pantalla táctil en la que el consumidor visualiza las fotos de los productos, tal y como sucede en las tiendas en Internet. Cuando se han seleccionado los artículos a adquirir, el cliente debe realizar el pago, en efectivo, y automáticamente el sistema comienza a procesar para entregar el pedido en una bandeja, además de proporcionar bolsas de plástico.

La previsión de Bon Preu es inaugurar entre tres y cinco tiendas automáticas en una fase inicial. Para ello, la cadena ha lanzado esta prueba piloto “significativa” que permita a la cadena realizar una evaluación sobre la aceptación de la iniciativa.