Carrefour ha propuesto a sus más de 320.000 trabajadores en todo el mundo, incluidos los que trabajan en sus sociedades filiales, sin distinción de categorías ni antigüedad, la posibilidad de que estos inviertan en acciones de Carrefour. Con esta iniciativa, denominada "El valor compartido", Carrefour desea que todos sus trabajadores puedan beneficiarse de la creación de valor de su empresa durante el próximo quinquenio, así como vincular a sus colaboradores en la evolución y crecimiento de la misma. Cada empleado puede aportar un valor máximo en euros equivalente al 2,5% de su salario bruto anual, mientras que Carrefour Lux, sociedad creada por Carrefour para esta operación, le aporta otras nueve partes, hasta un máximo del 25% de su salario bruto. Para materializar esta operación, Carrefour llevará a cabo una ampliación de capital el próximo 22 de diciembre, que será aprobada con anterioridad por el Consejo de Administración del Grupo.