AMDPress.- Las ventas netas consolidadas de Centros Comerciales Carrefour durante el primer trimestre de 2003 ascendieron a 1.769,8 millones de euros, con un incremento del 7,9% sobre los 1.640,4 millones del mismo periodo del ejercicio anterior. No obstante, a superficie comparable, las ventas de hipermercados crecieron un 5,3%, mientras que las de supermercados aumentaron un 3,7%.

Carrefour explica este incremento en ventas “por el mantenimiento de su política de reinversión en precios finales, así como por las productividades y eficiencias obtenidas en su gestión con el objetivo de ofrecer siempre a sus clientes las mejores condiciones”. Destaca la empresa, así mismo, el buen funcionamiento de los productos Carrefour y el lanzamiento de la línea de productos “1”, según la compañía, “los productos más baratos del mercado en cada una de sus categorías”.

El resultado antes de impuestos se elevó en ese periodo a 44,1 millones de euros, un 12,3% más que los 39,3 al obtenido al 31 de marzo del año anterior; mientras que el resultado neto fue de 31,2 millones, un 0,8% más que los 31 millones conseguidos en el primer trimestre de 2002.

Los objetivos de la cadena de hipermercados para 2003 son, principalmente, ganar cuota de mercado en el formato hipermercado y supermercado, e incrementar su rentabilidad, para lo cual, continuará con la política de descenso de precios y control de gastos que ya inició en 2002, y que ha mantenido en los tres primeros meses de 2003.

Durante los tres primeros meses de este ejercicio, el grupo ha realizado la apertura de seis supermercados Champion, una agencia de viajes, dos ópticas y una estación de servicio. Para el resto del ejercicio, Carrefour ha previsto la inauguración de cuatro hipermercados y veintitrés supermercados.

Por su parte, Carrefour obtuvo en el primer trimestre, a nivel individual, un importe neto de negocio de 1.520,136 millones, un 8,5% más que los 1.400,762 millones del periodo similar de 2002. El resultado antes de impuestos fue de 57,3 millones (44,89 en 2002), mientras el resultado neto ha ascendido a 39,25 millones (30,82 en el año anterior).

El grupo cuenta con una plantilla de 45.722 empleados, frente a los 45.217 del año anterior. A nivel individual, la plantilla de Carrefour asciende a 35.511 trabajadores, cuando un año antes era de 34.956.