La multinacional estadounidense Coca-Cola ha registrado en el primer trimestre de 2000 unas pérdidas netas de 58 millones de dólares (alrededor de 10.092 millones de pesetas), cifras que contrastan con los beneficios de 131.000 millones de pesetas obtenidos en igual periodo del año anterior. La compañía justifica esta caída de sus resultados por el cargo extraordinario de 405 millones de dólares (70.470 millones de pesetas) para eliminar parte de la deuda de la compañía en la India, además de las provisiones extraordinarias que ha supuesto el recorte de plantilla acometido en los últimos meses, y la desaceleración de las ventas en Estados Unidos. La cifra de negocios del Grupo se situó en los 4.390 millones de dólares (unos 763.860 millones de pesetas), un 0,2% menos respecto al primer trimestre de 1999.