Aral Digital.- Consum ha inaugurado sus nuevas instalaciones logísticas de El Prat de Llobregat (Barcelona) tras realizar una ampliación de 7.000 metros cuadrados. En concreto, han sido el consejero de Innovación, Universidades y Empresas de la Generalitat de Cataluña, Josep Huguet, y el director general de Consum, Juan Luís Durich, quienes han abierto las puertas de la nueva planta.

Consum ha invertido 10 millones de euros en la ampliación y modernización de sus plataformas catalanas, ubicadas en El Prat y Sant Boi, para dar un servicio óptimo a toda su red de supermercados de Cataluña, compuesta por 150 centros. Las instalaciones de El Prat de Llobregat, que distribuyen productos frescos de fruta y verdura, carne, charcutería, lácteos y congelados, han sido ampliadas hasta alcanzar los 18.000 metros cuadrados.

Por su parte, la plataforma de Sant Boi, desde donde se distribuyen productos de alimentación “seca”, limpieza y perfumería en régimen de autoservicio, cuenta con 19.000 metros cuadrados. Además, Consum cuenta en Cataluña con la central de Mercabarna, de 3.000 metros cuadrados, desde donde distribuye el pescado fresco. Estas instalaciones abastecen a los supermercados de Consum en Cataluña.

Durante la inauguración, Durich ha destacado “el papel estratégico de Cataluña para el crecimiento de Consum, que en los últimos años ha duplicado su presencia en número de supermercados y genera empleo y riqueza locales”.

Junto a la ampliación de El Prat, tanto estas instalaciones como las de Sant Boi han incorporado nuevos sistemas para agilizar la gestión y garantizar la seguridad alimentaria y la trazabilidad. En concreto, se ha incorporado un sistema de control de carga por radiofrecuencia en las expediciones de frescos y refrigerados, lo que facilita el control y planificación de la carga de camiones mejorando así el servicio a las tiendas.

En el marco de su estrategia de consolidación y crecimiento, en los próximos tres años la compañía tiene previsto abrir 20 nuevos supermercados realizando una inversión de más de 50 millones de euros en territorio catalán. En 2007, como resultado de la operación de compra de los establecimientos de Supersol, la compañía integró 53 nuevos centros en Cataluña. De los 570 que la cooperativa tiene repartidos por todo el Arco Mediterráneo, 150 están ubicados en el territorio catalán, cifra que supone un 27% de la red total y más de 82.000 metros cuadrados de superficie de sala de ventas en Cataluña. En estos establecimientos trabajan 2.000 personas, de manera que el volumen de trabajadores catalanes supone más del 28% de la plantilla de Consum. En Cataluña se contabilizan 220.000 socios-clientes, el 22% del total.