Aral Digital.- Consum, continuando con su estrategia de expansión en la zona de Levante, inauguró ayer, 16 de enero, un nuevo supermercado en Turís (Valencia). Con esta apertura, y cuando el Servicio de Defensa de la Competencia apruebe la operación de compra de los 53 supermercados de Dinosol, Consum sumará más de 490 supermercados repartidos por Cataluña, Comunidad Valenciana, Murcia, Castilla-La Mancha y Andalucía.

El nuevo supermercado de Turís contará con una plantilla formada por más de 25 personas, la mayoría de la propia localidad, contribuyendo así a la generación de empleo y riqueza locales. Este nuevo supermercado está situado en la calle Arquitecto Juan Luis García Lozano de Turís y cuentan con una sala de venta de 1.300 metros cuadrados y con un amplio aparcamiento para clientes.

Este supermercado ha sido implantado según el nuevo modelo de tienda, más cercano, moderno y didáctico. En este establecimiento, la oferta de productos está dividida por secciones, con puntos de información nutricional y una ambientación más moderna y didáctica.

El nuevo modelo potencia las secciones de venta personalizada con un área de fruta al detall en la que el cliente puede elegir la cantidad, maduración y tamaño de los productos, siempre con la máxima frescura. Además, los nuevos establecimientos facilitan la compra diaria con autoservicio en las secciones de carne y charcutería, que evitan colas, manteniendo la misma calidad y frescura. La pescadería cuenta con servicio de despiece y limpieza, y todas las secciones ofrecen la posibilidad de realizar encargos. La sección de panadería ofrece productos recién horneados cada media hora. El nuevo modelo también potencia el mayor surtido de marcas en todas sus secciones, con especial importancia en la de perfumería.

Este modelo refleja la nueva filosofía de Consum, centrada en los valores de confianza, participación y formación de sus trabajadores y consumidores. Muestra de esta participación es el novedoso Plan de validación de sus productos, que Consum ha puesto en marcha, en el que el consumidor tiene la última palabra. Este sistema pretende mejorar todos los productos Consum que no se ajusten a las expectativas de los clientes.

En 2005 Consum obtuvo unos beneficios de 18 millones de euros, lo que supone un incremento del 21,2% con relación al ejercicio anterior. La facturación se situó en 862,6 millones de euros, un 12,7% más que en 2004. Las previsiones para el cierre del ejercicio 2006 (31 de enero de 2007) son muy positivas con una facturación superior a los 1.000 millones de euros.