Aral Digital.- "Esperamos que en 2015 nuestro negocio fuera de España alcance el 10% de la facturación total de la compañía gracias, fundamentalmente, a la comercialización de marcas como Sabor Español y Templa, que están teniendo un éxito que nos está dejando sorprendidos a todos", prevé Belarmino Doce, director comercial de Miquel Alimentació Grup.

En declaraciones exclusivas a ARAL, Doce asegura que las marcas mencionadas están "fundamentalmente orientadas a la exportación y obedecen a la política de diversificación que estamos acometiendo. Además, un distribuidor europeo de primerísimo nivel, sin ningún tipo de prejuicio, está comercializando en su red nuestros productos de Sabor Español".

Preguntado Belarmino Doce por la evolución que ha seguido Miquel Alimentació Grup durante 2010, responde que "estamos satisfechos, ya que hemos mantenido el resultado neto de 2009, que había sido el mejor de la historia, y a la vez hemos rediseñado una buena parte de los procesos de la compañía para incrementar los niveles de eficiencia".

Tras padecer en 2009 un descenso del 10% en la facturación, el año pasado la cifra de negocio de Miquel Alimentació Grup, a tiendas comparables, registró una caída del 7,5%. "Un 40% de ese descenso es imputable a la decisión que comunicamos el pasado mes de septiembre a todos los fabricantes de retirarnos de forma ordenada del negocio de distribución de licores y otros productos de gran consumo al por mayor. Junto a ello, podemos atribuir otro 25% de la caída al renunciar al volumen de aquellos clientes que presentaban altos niveles de riesgo o, dicho de otra forma, problemas de solvencia", explica Belarmino Doce.

Lea la entrevista completa en el número 1.582 de ARAL.