Aral Digital.- El sector del comercio minorista ha creado 30 nuevas redes de franquicias en el primer semestre de 2011, hasta totalizar 458, según indica el Barómetro de la Franquicia en España, presentado hoy, 20 de septiembre por la consultora Tormo Asociados. No obstante, 35 cadenas de retail han interrumpido su expansión en franquicia en los seis primeros meses del año, con lo que en cifras netas se han reducido en cinco unidades.

Como principal novedad, la consultora apunta el crecimiento registrado por el segmento de alimentación/supermercados, debido a la intensidad expansiva de las enseñas de distribución. “El del retail es un sector vital y consolidado, que se ha visto afectado de forma importante por el impulso de la alimentación con la aportación de siete nuevas marcas”, manifiesta Eduardo A. Tormo, director general de la compañía.

En lo que a establecimientos se refiere, el sector de la distribución ha elevado su número en 685 unidades, hasta sumar 27.711 centros franquiciados. Igualmente, la facturación ha crecido un 3,3% en el periodo enero-junio pasando de 10.687 millones de euros en diciembre de 2010 a 11.037 millones en junio del presente curso.

También la inversión en franquicias se ha incrementado ( 3%), hasta totalizar 3.901 millones de euros, mientras que el empleo ha ascendido a 139.924 trabajadores (3.555 empleados más). “El comercio minorista sigue apostando por el modelo de franquicia y se espera que así siga siendo en lo que queda de ejercicio. Esperamos un repunte significativo en este sector de cara al final del año”, vaticina Eduardo Tormo.

Según el estudio de la consultora, en total, el sector de las franquicias cerrará este ejercicio con un crecimiento de la facturación cercano al 2%, hasta 19.541 millones de euros, gracias a la incorporación de nuevas redes y establecimientos, pero destruirá 11.178 empleos, al pasar de 274.732 a 263.554 trabajadores.

Durante el primer semestre del año se han creado 73 nuevas redes de franquicias, frente a las 87 que cesaron en su actividad como franquiciadoras, lo que arroja un total de 1.039 cadenas a 30 junio en España. Asimismo, se han contabilizado 65.623 establecimientos franquiciados hasta junio, lo que supone una reducción de 164 unidades respecto a diciembre, tras registrar en el primer semestre 2.325 aperturas y 2.489 cierres. El estudio estima que el ejercicio concluirá con la creación de 3.200 unidades.