La compañía de distribución Enaco ha revisado a la baja sus beneficios previstos para el presente ejercicio en un 22%, según un comunicado enviado por la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Fuentes de Enaco achacan esta revisión a “las intensas lluvias caídas en la primera semana de octubre en Cataluña, Valencia y Murcia, que tuvieron un impacto enorme en las operaciones de la compañía en dichas fechas. Fruto de tales lluvias, se produjo una pérdida enorme de ventas, tanto en dichos días como en los siguientes, ya que las inundaciones que causaron forzaron a interrumpir las actividades en el almacén central sito en la localidad de Torrente, dañando igualmente los sistemas electrónicos e informáticos de reposición de mercancía a las tiendas, lo que no puedo ser corregido hasta varios días después”. Como consecuencia de ello, así como de “la previsible reducción del consumo de carne fruto de la incipiente crisis de las vacas locas que dadas las fechas en las que estamos afectará previsiblemente a la campaña de Navidad”, la compañía de distribución indica que se ve obligada “a corregir a la baja su estimación de beneficio para el conjunto del ejercicio”.