El grupo textil gallego Inditex acaba de abrir una nueva tienda de su cadena más emblemática, Zara, en el centro de Madrid. El establecimiento, ubicado en la calle Preciados y con acceso desde la calle Carmen, se encuentra entre los de mayores dimensiones entre los 1.150 lugares de venta que tiene la cadena distribuidos por 34 países.

La nueva tienda cuenta con 3.000 metros cuadrados distribuidos en seis pisos, de los que cinco están destinados a la venta al público, mientras que el último albergará el almacén. Según fuentes de la empresa que dirige Amancio Ortega, el edificio, que ha sido completamente restaurado, respeta la arquitectura antigua de su entorno, de modo que se conservan los balcones en ambas fachadas y los escaparates se adaptan a las escasas dimensiones de los vanos.

Inditex, que pronto será incluida en el Dow Jones Euro Stoxx 600, cerró en bolsa la pasada semana con un máximo histórico, 16,69 euros (3.276 pesetas). A este precio, el valor de la compañía se elevaría a 12.252,7 millones de euros (2,03 billones de pesetas), lo que representa una revalorización acumulada del 33% desde que la textil gallega iniciara su cotización en bolsa el pasado 23 de mayo. El grupo alcanzó en 2000 una cifra de negocio de 2.615 millones de euros (435.099,4 millones de pesetas), con un beneficio neto de 259 millones de euros (43.094 millones de pesetas).