Aral Digital.- Supermercados masymas, marca de la empresa de distribución minorista Juan Fornés Fornés, conmemora su 30º aniversario con un incremento en las ventas del 15% respecto al año anterior que mejora su previsión inicial y que sitúa la facturación del presente ejercicio en 240 millones de euros, 15 millones más de los calculados en un primer momento.

Inmersa en pleno proceso de crecimiento y desarrollo, la empresa con sede en Pedreguer (Alicante) ha pasado de 72 a 120 tiendas en los últimos cinco años, de 1.300 empleados a una plantilla actual de 2.400 y de 150 millones de facturación en 2006 a los 240 millones con los que cerrará el ejercicio.

A este respecto, el director general de supermercados masymas, José Juan Fornés, ha defendido que “cumplir 30 años de vida en estas condiciones y en un momento como el presente demuestra que la nuestra es una empresa totalmente consolidada, que ocupamos un puesto destacado dentro del sector y en el ámbito empresarial de la Comunidad Valenciana”.

En cuanto al futuro más inmediato, Fornés ha anunciado que va a mantener la política de crecimiento de tal modo que prevé “duplicar” la empresa en los próximos cinco años. Su estrategia pasa por mantener un ritmo controlado de nuevas aperturas -aunque tampoco descarta “adquisiciones”’ de tiendas de otras cadenas “si presenta la ocasión”- y por reducir los costes.

Para esto último está iniciando una nueva relación con proveedores “a más largo plazo” que “nos permita compartir sinergias, aprovechar ambos las ventajas que nos ofrece el mercado y ganar en competitividad”. En cualquier caso, ha insistido en que esta estrategia es sólo para producto fresco, y de momento sólo se está aplicando en las secciones de frutas y verduras y en la de carne.