ARAL Digital.- Kimberly-Clark ha firmado recientemente un contrato de dos años de duración con Chep para el envío de sus productos a Turquía, el uso de paletas blancas de su cadena de suministro en Turquía y comenzará a utilizar paletas azules de Chep, gestionadas en sistema pool. Akin Hakan, director de logística de Kimberly-Clark, comenta “trabajar con Chep nos va a permitir mejorar nuestra competitividad al mismo tiempo que reducimos costes logísticos y optimizamos la gestión de las paletas. Anteriormente, operábamos con un sistema de intercambio de paleta blanca, que debíamos recuperar y que presentaba numerosos costes ocultos: pérdida, transporte, reparación, etc. Ahora, con la paleta de Chep, esos costes se han eliminado al mismo tiempo que reducimos el impacto medioambiental” concluye.

Kimberly-Clark fabrica una amplia gama de productos para el consumidor, incluyendo marcas como Kleenex, Scott, Andrex, Huggies, Pull-Ups, Kotex, Poise y Depend. La empresa se estableció en Turquía en 2005, y ha logrado desde entonces un rápido crecimiento con la marca Kotex (productos de higiene femenina) y la marca Depend (productos para la incontinencia). Kimberly-Clark ha designado su fábrica de Kurtkoy en Turquía como centro de exportación para los pañales y toallitas de la marca “Huggies” a 22 mercados, incluyendo Rusia, Ucrania y Sudáfrica. Turquía, junto con Brasil, Rusia, India y China son clave para la estrategia de crecimiento global de Kimberly-Clark.

Emir Guclu, director general de Chep en Turquía, comenta: “Nos complace dar la bienvenida a Kimberly-Clark como nuevo cliente de Chep en Turquía. Chep continúa demostrando su capacidad para mantener el crecimiento de su negocio atrayendo nuevos clientes gracias a la variada gama de servicios y productos que ofrece, a su excelente nivel de colaboración con fabricantes, minoristas y proveedores de servicios logísticos, y también al proceso de expansión geográfica a siete países más de Europa Central y del Este”.