Aral Digital.- La cadena estadounidense de supermercados Kroger ha registrado unas pérdidas de 592,4 millones de euros en el tercer trimestre de su año fiscal, unos datos que contrastan con los 160,9 millones de euros de beneficios conseguidos en el mismo periodo del año pasado.

Por el contrario, la compañía americana incrementó sus ventas hasta alcanzar 11.985 millones de euros, que supone un incremento del 2,2%, respecto a los datos del ejercicio anterior. En cualquier caso, se trata de unas cifras que se sitúan por debajo de las expectativas creadas en el mercado bursátil.

“A corto plazo, nuestros resultados se han visto influidos por factores como una continua deflación, una competencia de una intensidad inusual y una disposición precavida de los clientes”, ha indicado en un comunicado el presidente ejecutivo de Kroger, David Dillon.